Nochixtlán: el pendiente de la justicia en Oaxaca | Newsweek México


Nochixtlán: el pendiente de la justicia en Oaxaca



La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidos para los Derechos Humanos (OACNUDH) y la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) aseguraron que habrá justicia, reparación de daños y no repetición en los hechos ocurridos en Nochixtlán, Oaxaca el 19 de junio del 2016.

Luis Raúl González, Ómbudsman Nacional, Jan Jarab, del OACNUDH y Arturo Peimbert, presidente de la DDHPO, recorrieron la zona donde ocurrieron hechos de violencia y visitaron domicilios de víctimas, explicó en un comunicado la CNDH.

Hace un año se enfrentaron policías e integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación con habitantes de Nochixtlán, quienes bloqueaban carreteras del estado en protesta contra la aplicación de la Reforma Educativa y el arresto de los líderes de la agrupación.

Alrededor de 800 policías federales y estatales procedieron a desalojar el bloqueo en la carretera en el poblado de Asunción Nochixtlán, quienes lanzaron gases lacrimógenos. Varios disparos se escucharon durante las caóticas escenas en Nochixtlán. La prensa nacional e internacional publicó imágenes en las que se observa a uniformados armados con fusiles y pistolas.

El saldo de este enfrentamiento fue de 8 personas muertas, 190 personas heridas, de las cuales 122 fueron personas civiles y 68 policías.

Así, la comisión informó que las investigaciones de la CNDH “están muy avanzadas” y que “los resultados coadyuvarán a la verdad y una justicia sustentadas en elementos objetivos de convicción, determinados al amparo de la ley”.

En el comunicado emitido por la Comisión, expone que en el recorrido, los representantes de las organizaciones escucharon los reclamos por justicia por los fallecidos en los acontecimientos referidos y la situación en que viven, “que les impide el ejercicio pleno de sus derechos humanos”.

Armas contra civiles

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó en febrero de este año que elementos de la Policía de Oaxaca acudieron armados al inicio del operativo realizado en Nochixtlán.

Tanto el gobierno estatal como el federal negaron que sus policías estuvieran armadas, sin embargo, ante la incertidumbre del caso instancias internacionales como la Organización de las Naciones Unidas pidieron una investigación independiente.

“Se ha documentado que hubo elementos de las corporaciones estatales que acudieron armados al inicio del operativo”, se pronunció Comisión.

La CNDH determinó además que en relación a las 27 personas que fueron detenidas tanto en Nochixtlán como en Hacienda Blanca, sólo 23 fueron puestos a disposición del ministerio público; de las 4 que no se pusieron a disposición 3 fueron mujeres que denunciaron malos tratos, amenazas, golpes, agresiones sexuales por parte de elementos femeninos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, lo que está en investigación

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.