La miopía generalizada, un mal del siglo XXI | Newsweek México


La miopía generalizada, un mal del siglo XXI



Los índices de miopía en el mundo han registrado incrementos
importantes; casi la mitad de los europeos de 25 a 29 años son miopes. En
Estados Unidos, a principios de la década de 1970, 25% de la población tenía
miopía; entre 1990 y 2004 la cifra aumentó a 41.6%. En México, cerca de la
mitad de su población requiere servicios optométricos, es decir, revisar el
estado de su visión.

La vista corta por lo regular se registra en la
infancia; la imagen a lo lejos aparece borrosa y se corrige con lentes, lentes
de contacto o cirugía refractaria con láser. El asunto no se detiene ahí; ser
miope trae consigo mayores riesgos de padecer desprendimiento de retina, así
como la degeneración muscular miópica, que quiere decir la disminución de
grosor de la zona central de la capa del ojo que capta la luz.

Sí, los genes dicen mucho en el momento de predecir el
riesgo de miopía, pero no acaban de explicar la reciente epidemia. Los
especialistas señalan varios aspectos que pudieran influir: muchos años de
preparación académica, la vida en la ciudad con su cuota de contaminantes, cada
vez pasar menos tiempo al aire libre.

Mientras mayor grado de estudias se tenga, mayor es la
miopía; cifras contundentes marcan la diferencia entre los doctos y aquellos
que abandonan las aulas a los 16 años y se dedican a otra cosa que los ponga
más en contacto con la naturaleza.

Las investigaciones se inclinan más a la falta de
tiempo al aire libre como gran culpable. No precisan todavía bien las razones,
especulan con que podría tratarse de la luz solar brillante, el hecho de
enfocar objetos de lejos, hasta con la producción de vitamina D en la piel

Coinciden en que las exigencias académicas sí tienes
una fuerte carga en esto: estudios realizados en el sureste de Asia, donde los
niños suelen tener muchas clases extraescolares, se ha visto que los recreos
más largos al aire libre contribuyen a que se reduzca la incidencia de la
miopía. En China, los niños de primaria que pasaban 40 minutos más al aire
libre tenían 23% menos de probabilidad de sufrir miopía (durante un periodo de
tres años) que los que no lo hacían

Los científicos creen que la miopía casi generalizada
puede deberse al estilo de vida moderno: largas horas frente a la computadora, letras
brillantes, aparatos con pantallas cada vez más pequeñas y con muchísimas
funciones. Ya no hay que buscar en el horizonte lo que se va a cazar para
comer. Está claro.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.