¿La otra mujer puede convertirse en reina?

Carlos quiere el título más alto para su esposa, Camilla.

Solo 13 por ciento de los británicos cree que Camilla debería recibir el título de “reina” cuando el príncipe Carlos se convierta en rey. (Foto: Samir Hussein/Getty)


¿Cómo se le llama a la esposa de un rey? Cuidado, es una pregunta capciosa. Isabel, la madre de la reina actual y esposa del último rey de Gran Bretaña, Jorge VI, fue la reina mientras su esposo estuvo vivo, aun cuando técnicamente su título era “reina consorte”, lo cual significaba que en realidad no era la monarca. Entonces, cuando su nieto se convierta en Carlos III, su esposa será la reina Camilla, ¿verdad?

No necesariamente. Los nombres y títulos reales son complicados; Carlos incluso podría decidir reinar bajo un nombre diferente, ya que tiene cuatro: Carlos, Felipe, Arturo y Jorge. Las reglas se pueden modificar por razones de Estado o relaciones públicas. Carlos es el príncipe de Gales; en su matrimonio, su primera esposa Diana se convirtió en la princesa de Gales. Pero cuando él se casó con Camilla, ella asumió el título menor de duquesa de Cornwall. Carlos es el duque de Cornwall, entre sus otros títulos; tiene 11 en total, incluidos otros dos ducados y varios y diversos condados y baronías.

Luego, si el público británico tiene algo que decir, no habrá una reina Camilla. Solo 13 por ciento de los británicos cree que a Camilla se le debería dar el título de “reina” cuando Carlos se convierta en rey, según una encuesta de YouGov en mayo. Esto se compara con el 41 por ciento que pensaba que ella debería ser llamada “princesa consorte” y el 28 por ciento que pensaba que ella no debería tener un título en absoluto. 

Por supuesto, su problema es que ella era la otra mujer en el matrimonio de Carlos y Diana (quien tenía su propio título para Camilla: la “Rottweiler”).

Lee: Dios salve a la reina

“Había tres personas en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado”, dijo memorablemente Diana a la BBC en 1995.

La postura oficial de la familia real al momento de su boda en 2005 fue que Camilla sería “princesa consorte”. Esto fue reiterado por el sitio web de la familia real que, hasta octubre de 2017, decía: “Como se explicó al momento de su boda, en abril de 2005, la intención es que la duquesa sea conocida como su alteza real la princesa consorte cuando el príncipe de Gales acceda al trono”.

Un paseo familiar, con Camilla flanqueada por Carlos e Isabel, y sus hijastros William y Kate detrás. (Foto: Jack Hill/Getty)

Sin embargo, en algún momento antes de marzo de 2018, la declaración fue eliminada. El historiador Robert Lacey le dijo recientemente a Newsweek que Carlos ha cabildeado para que Camilla sea reina después de todo, para la frustración de los príncipes Guillermo y Enrique.

Dijo: “En privado, descubrí que ambos hermanos están enojados en extremo con que Carlos trate de negociar la condición total de reina para Camilla”.

No te pierdas: Así fue el funeral del príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II

Por supuesto, Camilla tiene sus partidarios. Penny Junor, quien escribió su biografía autorizada, es una de ellas: “Pienso que debería ser reina. No hay razón alguna por la que no debería serlo. Ambos estaban divorciados y el pasado fue desafortunado. Sucedió. Por todo el mundo la gente se divorcia, cometen errores y se divorcian.

“Ella ha estado casada con él por 16 años. Ha sido una duquesa magnífica. Se ha adaptado paulatinamente al papel. No hay la sensación de que compita con él. Ella le ha dado su nombre a algunas causas muy valientes”.

El amorío de Carlos con Camilla fue expuesto por primera vez en Diana: su verdadera historia, la biografía escrita por Andrew Morton en 1992, lo cual llevó a una caída precipitada en la popularidad de él, acelerada por la serie de Netflix The Crown, cuya quinta temporada, que se transmitirá el próximo año, tiene que ver con el divorcio y la muerte de Diana.

Morton le comentó a Newsweek: “Él está casado con alguien que, como se sabe que lo dijo Diana, era la tercera rueda en el matrimonio”.

“Sin importar cómo se presente a Camilla —como diligente, como buena para él, como amorosa, y todo lo demás—, hay un segmento sustancial de la sociedad británica que nunca la aceptará. Y me temo que ello se refleja en las encuestas”.

Incluso las monarquías hereditarias con mil años de antigüedad hoy día tienen que prestarles atención a las encuestas. N

(Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek)

 

 

Salir de la versión móvil