Nombra Vila a priista polémica, para programas sociales | Newsweek México


Nombra Vila a priista polémica, para programas sociales



La recién nombrada como subsecretaria de Infraestructura Social, Carmen Ordaz Martínez, en el gobierno de Mauricio Vila, perdió la alcaldía de Progreso en 2018 y es una política envuelta en polémica, ahora dice en un boletín oficial el gobierno yucateco que va a reforzar los proyectos sociales.
El gobierno de Vila tuvo que echar mano de un elemento priista para su estrategia social, sin embargo, de acuerdo a panistas debería haber considerado los antecedentes que tiene en su militancia tricolor y el matrimonio con José Luis Blanco, exdelegado de La Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Quintana Roo, exalcalde y exdiputado.
“Con su nombramiento, el Gobierno del Estado reforzará el trabajo que se viene realizando para atender de manera puntual las necesidades de la población y brindar a los yucatecos mejores oportunidades para su desarrollo”, cita puntualmente el boletín del gobierno en su portal de internet.
Ordaz Martínez ya fue diputada priista, por lo que los politólogos la ponen como posible candidata al mismo puesto para el proceso electoral del año entrante, aunque también se preguntan: ¿Ya se le acabaron las fichas a Mauricio Vila para llegar con posibilidades de triunfo en el 2021 y tienen que reciclar cuadros viejos y prestados?
La exdiputada tricolor se une al equipo de otro viejo conocido y exoperador del antiguo partido triunfador, Roger Torres Peniche, quien es el secretario de Desarrollo Social.
Ordaz Martínez, junto con su esposo, José Blanco Pajón, conforman ese matrimonio que ejercen gran poder en el puerto de Progreso, en contraposición de otro matrimonio de gran influencia en el cercano puerto, como son los Magadán- Alonzo.
Desde hace ya algunos años corría el rumor de que en el cualquier momento, Blanco Pajón podía “saltar de la rama” y dejar al PRI luego de sus pugnas internas dentro del partido que lo llevó desde alcalde hasta diputado local y federal.
No fue ningún secreto que Blanco Pajón y “Carmita” Ordaz, (como así la conocen en Progreso), operaron para que Nueva Alianza pusieran un alto al PRI en la alcaldía de Progreso.
La hoy funcionaria panista fue objeto de críticas, cuando comenzaron a circular rumores de que su pasada campaña para la alcaldía de Progreso, era operada desde la Conagua de Quintana Roo, en donde su esposo era el delegado. Incluso circularon las quejas en redes sociales de que con dinero público se apoyaba la campaña, y fue severamente señalado cuando en un partido de futbol en Progreso, “dio su tanda” de Caguamas en el juego, recibiendo el mote de Lord Caguamas.
La familia Blanco Ordaz, han estado en el ojo del huracán, tal es el caso de su hijo Manuel, quien fue detenido por la policía Municipal de Progreso y remitido a las autoridades federales, luego de estar involucrado en el tráfico de 300 kilos de pepino de mar en plena veda.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.