Estallan protestas por toda Italia contra las medidas para contener la segunda ola de COVID | Newsweek México


Estallan protestas por toda Italia contra las medidas para contener la segunda ola de COVID



 

Policía antidisturbios en Milán.

EPA
Los manifestantes salieron a la calle poco después de aplicarse las nuevas restricciones.

Protestas violentas contra las nuevas restricciones para controlar la segunda ola de coronavirus sacudieron este lunes en la noche a Italia.

Enfrentamientos entre policías y manifestantes se presentaron en varias de las principales ciudades del país europeo.

En Turín, los manifestantes arrojaron bombas de gasolina a los agentes. Además, se produjeron actos vandálicos en varias tiendas de lujo, incluyendo la boutique Gucci.

Y en Milán, la policía antidisturbios lanzó gas lacrimógeno para dispersar a las masas, que gritaban “Libertad, libertad, libertad” en su marcha por el centro de la ciudad.

En Nápoles, al sur del país, también se reportaron distintas situaciones de violencia.

Las protestas comenzaron poco después de que entraran en vigor las nuevas restricciones dictadas por el gobierno nacional, que incluyen el cierre de restaurantes, bares, gimnasios y cines a las 6:00 pm hora local.

Muchas regiones han impuesto toques de queda en la noche, incluyendo Lombardía y Piamonte, donde se encuentran Milán y Turín respectivamente.

Las protestas también se produjeron en otra docena de ciudades importantes como Roma, Génova, Palermo y Trieste.

Italia combatió la primera ola del virus con un confinamiento estricto que fue acatado con disciplina por la población, pero el anuncio de estas nuevas medidas generó rechazo rápidamente.

Y es que los negocios pequeños argumentan que aún se están recuperando del primer confinamiento y que un segundo les llevaría a la bancarrota.

¿En qué consisten las nuevas medidas de Italia?

Los bares, restaurantes y cafés deben detener su servicio de mesa a las seis de la tarde y solo pueden vender comida para llevar hasta la medianoche.

Los deportes de contacto están prohibidos pero las tiendas y mayoría de negocios permanecerán abiertos.

Las nuevas restricciones, que estarán vigentes hasta el próximo 24 de noviembre, también afectarán al 75% de clases en las escuelas secundarias y universidades italianas, que se impartirán online en lugar de presencial.

Manifestantes en Milán.

EPA
Las masas en Milán pidieron “libertad” en sus enfrentamientos con la policía.

Los gobiernos regionales pidieron que todas las clases se condujeran a distancia, pero dicha petición fue rechazada por la ministra de Educación, Lucia Azzolina.

Italia también ha pedido a sus ciudadanos que no viajen fuera de sus localidades al menos que sea absolutamente necesario y que eviten el uso del transporte público tanto como sea posible.

Creemos que sufriremos un poco este mes, pero apretando los dientes con estas restricciones volveremos a respirar en diciembre”, dijo el primer ministro Giusseppe Conte el pasado domingo.

¿Qué más está pasando en el resto de Europa?

Los gimnasios y piscinas también han cerrado en Bruselas, la capital de Bélgica. Las tiendas deben cerrar a las 8:00 pm y las mascarillas son obligatorias en cualquier espacio público. Estas medidas tendrán vigencia hasta el 19 de noviembre.

Mientras, en Lieja se ha pedido a los doctores que se mantengan trabajando incluso si tienen coronavirus. El jefe de la Asociación Belga de Sindicatos Médicos dijo a la BBC que no había otra alternativa si el objetivo era prevenir que el sistema sanitario colapsara en pocos días.

Personal médico en Lieja.

Getty Images
Los hospitales en Lieja están transfiriendo a los pacientes con coronavirus a otras unidades y postponiendo las cirugías que no son urgentes.

Por su parte, Reino Unido instauró un sistema de tres niveles de alerta que van desde media, alta hasta muy alta. A cada sistema le corresponde un paquete más estricto de medidas.

Más de la mitad de la población de Inglaterra, la nación más poblada de Reino Unido, ya se encuentra en un nivel de alerta alta o muy alta.

En Francia, expertos sanitarios advierten que el número de nuevos casos de COVID-19 diarios podría rondar los 100,000, lo cual duplicaría las cifras oficiales.

El profesor Jean-François Delfraissy, consejero científico del gobierno galo durante la pandemia, dijo que la cifra estimada incluía los casos asintomáticos y sin diagnóstico.

Delfraissy comentó a una radio nacional que estaba sorprendido por la “brutalidad” de la segunda ola y que la esperaba mucho peor que la primera.

“Muchos de nuestros ciudadanos no son conscientes aún de lo que nos espera”, añadió.

Francia impuso toques de queda nocturnos en las principales ciudades, incluyendo París. El país ha registrado más de 1,1 millones de casos y 34,780 muertes en total.

Calle en París.

Getty Images
Las calles de París quedan desiertas durante el toque de queda nocturno.

En Chequia también se introdujo un toque de queda por la noche, que estará vigente durante una semana desde este martes.

Nadie puede abandonar su casa entre las 9:00 pm y 4:59 am excepto para ir o regresar del trabajo, por razones médicas y otras pocas excepciones. Todas las tiendas cerrarán los domingos y solo pueden permanecer abiertas hasta las 8:00 pm el resto de días.

España declaró un nuevo estado de emergencia nacional y también impuso toque de queda nocturno. El primer ministro, Pedro Sánchez, anunció que dicho toque de queda durará desde las 11:00 pm hasta las 6:00 am.

Bajo el nuevo estado de emergencia, las autoridades locales también pueden vetar los viajes entre las distintas comunidades autónomas.

En Rusia, por último, se registró un récord de 17,347 nuevos casos de coronavirus este lunes. El total de casos ha superado el millón y medio y la ciudad más afectada, Moscú, dijo que “los casos siguen subiendo pero más lentamente”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.