Personas con sangre tipo O tienen menor riesgo de contraer COVID-19, según resultados preliminares de un estudio | Newsweek México


Personas con sangre tipo O tienen menor riesgo de contraer COVID-19, según resultados preliminares de un estudio



Tener el tipo sanguíneo O podría reducir las posibilidades de una persona de contraer el coronavirus que provoca la COVID-19, según una investigación preliminar de la compañía de biotecnología 23andMe.

Los primeros datos de más de 750,000 personas que participan en un estudio en curso sugieren que aquellos con el tipo sanguíneo O tienen entre 9 y 18 por ciento menos probabilidades de dar positivo para el coronavirus que otros. En individuos que pudieron haberse expuesto al virus, como trabajadores de salud y esenciales y aquellos que se sabe han tenido contacto con casos, aquellos en el grupo sanguíneo O tenían entre 13 y 26 por ciento menos probabilidades de dar positivo. El equipo no halló una diferencia significativa en cuán susceptibles eran los otros tipos sanguíneos. Aquellos con el tipo O también tenían menos probabilidades de ser hospitalizados.

No está claro si los resultados han sido evaluados por pares o habrán de publicarse en una revista científica. Newsweek ha contactado a 23andMe.

Los participantes del estudio en curso, que se inició en abril, respondieron cuestionarios con respecto a si habían tenido síntomas de resfriado o gripe, y si habían sido diagnosticados, recibido tratamiento u hospitalizados por COVID-19. También compartieron su información genética usando equipos de 23andMe.

Te puede interesar: Variaciones genéticas pueden determinar la gravedad de los pacientes con COVID-19, sugiere estudio

 

Para llegar a sus hallazgos, el equipo comparó los datos de los participantes quienes reportaron haber tenido la COVID-19 y quienes no la tuvieron. Hallaron que el gen ABO, el cual codifica los diferentes tipos sanguíneos, estaba conectado con un menor riesgo de ser diagnosticado con la enfermedad.

Un total de 1,3 por ciento de participantes con tipo sanguíneo O dio positivo para COVID-19, contra 1.4 por ciento para A y 1.5 por ciento para B y AB. Cuando los investigadores se concentraron en los participantes con más probabilidades de estar expuestos al virus, de nuevo encontraron que aquellos con tipo sanguíneo O tenían menos probabilidades de reportar una prueba positiva para COVID-19, con 3.2 por ciento. A esto le siguió un 3.9 por ciento para A, 4 por ciento para B y 4.1 por ciento para AB.

Un comunicado de prensa de la compañía aceptó que el estudio está en sus fases “muy tempranas”.

Adam Auton, investigador principal del estudio de 23andMe, dijo a Bloomberg: “Ha habido algunos reportes de conexiones entre la COVID-19, coágulos sanguíneos y enfermedades cardiovasculares. Estos informes dieron algunas pistas sobre cuáles genes podrían ser relevantes”.

Auton dijo: “Son los primeros días; incluso con muestras de esta magnitud, podría no ser suficiente para hallar asociaciones genéticas.

Además lee: Un nuevo estudio pone en duda la transparencia de China sobre el brote de coronavirus
“No somos el único grupo que analiza esto, y finalmente la comunidad científica podría necesitar juntar sus recursos para abordar realmente las preguntas que rodean las conexiones entre la genética y la COVID-19”.

Por ejemplo, en marzo, científicos de China concluyeron de forma similar que aquellos con el tipo sanguíneo O “tenían un riesgo significativamente menor” de contraer la COVID-19. Esos hallazgos fueron publicados en el sitio previo a publicación medRxiv, un sitio web donde investigadores de salud pueden subir sus estudios antes de pasar por el proceso riguroso de la evaluación por pares requerido por las revistas científicas.

Sakthivel Vaiyapuri, profesor asociado de farmacología cardiovascular y venómica en la Universidad de Reading, Reino Unido, y quien no trabajó en el estudio, dijo a Newsweek que la obra nueva estaba limitada porque el equipo no consideró varios factores que pueden hacer a alguien susceptible a la COVID-19.

“Por ejemplo, la gente con enfermedades respiratorias o inflamatorias previas tienen muchas probabilidades de contraer la infección”, dijo él. “De forma similar, los investigadores necesitaban considerar varios factores para entender por qué el grupo sanguíneo O no provee una protección del 100 por ciento contra la infección”.

Vaiyapuri dijo: “Yo le aconsejaría firmemente a todos que sean cautelosos en extremo [con el coronavirus] sin importar sus tipos sanguíneos. Todas estas evidencias preliminares sugieren que podría haber una conexión entre los tipos sanguíneos y la infección de la COVID-19. Sin embargo, ninguno de estos resultados concluye que el grupo sanguíneo O protege al 100 por ciento contra la infección, y la gente en el grupo sanguíneo A es 100 por ciento susceptible a la infección. Así, todos deberían seguir las directrices de las autoridades de salud y ser cautelosos para evitar la infección”.

La Dra. Laura Cooling, profesora en el departamento de patología en la Universidad de Michigan y quien tampoco trabajó en el estudio, dijo a Newsweek que estaba limitado porque el equipo confió en que los participantes reportaron con precisión la información, incluido su tipo sanguíneo, infección con la COVID-19 y exposición al coronavirus.

Cooling comentó: “Todos nosotros debemos estar atentos. Nuestros riesgos de salud básicos y comportamientos tienen mucho más impacto en nuestros riesgos [que el tipo sanguíneo*”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.