Opinión | ¿Cómo contaminamos nuestro aire? Aquí una explicación | Newsweek México


Opinión | ¿Cómo contaminamos nuestro aire? Aquí una explicación



En México contamos con el Registro Nacional de Emisiones (Rene), el cual cuenta con varias herramientas que ayudan a entender la emisión de CO2 de manera anualizada. En el gráfico que acompaña este artículo hicimos un cálculo respecto al año 2019.

Este gráfico indica que los combustibles que se utilizan están en función del consumo para transformarse en energía eléctrica o potencia para un eje de motor. El cálculo consideró una quema de 365 días, con demanda en barriles por día para la gasolina de 800,000; diésel, 400,000; combustóleo, 80,000; y para el gas natural, un consumo mensual de 70 millones de MMBTU.

Cabe mencionar que la electricidad en México, según datos de la CFE, entre el 2 y 3 por ciento del total es generada con combustóleo, y entre el 55 y 65 por ciento, con gas natural, de un total en promedio de 35 MW por hora promedio anual.

De acuerdo con un aviso, en la parte eléctrica, del Factor de Emisión del Sistema Eléctrico Nacional, en 2020 se permitirá emitir, para la generación de combustibles, la cantidad de 0.505 toneladas de CO2 equivalente/MWh.

Además lee: Opinión | ¿México sabe contaminar?

El total programado probable, de acuerdo con la demanda histórica de generación en México, es de 35,000 MW por hora promedio anual. Para los siguientes combustibles deberá generarse la siguiente cantidad de toneladas de CO2 equivalente/MWh en forma anual:

∞ Gas natural: permitirá tener un total acumulado de alrededor de 75 millones a 80 millones de toneladas a una producción del 50 a 55 por ciento.

∞ Combustóleo: entre 5 millones y 6 millones de toneladas a una generación del 3 por ciento. 

El total de horas que en México puede trabajar una planta en forma anual equivale a alrededor de 8,052 horas con un mes de mantenimiento. Cada tecnología, el total en conjunto de plantas que utilicen los anteriores combustibles, tendrá un máximo de horas en función del total máximo de toneladas de CO2 equivalente/MWh anual, originado por la combustión en 2020. Es decir, el número de horas de operación de la suma total de las plantas por tecnología para llegar al máximo permisible de toneladas de CO2 equivalente/MWh.

∞ Gas natural: tendría que operar alrededor de 13,000 a 14,000 horas y representaría producir entre el 80 y 85 por ciento del total de la generación que la demanda por hora requiere en promedio anual; es decir, tendríamos que producir con este combustible entre 25,000 y 28,000 MW por hora. Algunas tecnologías tendrían que dejar de operar.

∞ El combustóleo tiene que operar el total de la suma de las plantas, no más de 2,800 a 3,500 horas para no pasar del total permitido de emisiones.

SIN PARÁMETROS PARA LOS AUTOMOTORES

Para la electricidad existe este parámetro, pero para las emisiones en motores de combustión no lo hay ante la falta de un seguimiento real. Solo existen las verificaciones de los autos en el momento de acuerdo con el tipo de combustible que tenía el tanque cuando fue realizada la prueba.

Creo que para reducir las emisiones que se generan entre la quema de gasolina y diésel en forma anual, de alrededor de 180 millones y 200 millones de toneladas, se necesitan acciones realistas. No dependerá de la verificación del carro o de si es un modelo reciente, dependerá hoy en día de la calidad del combustible desde su origen en la refinería y hasta el tipo de aditivos para mejorar la combustión dentro de la cámara de cada motor.

En México se tiene estimado, con datos del Registro Nacional de Emisiones, que por cada litro se produce:

∞ Gasolina: 2.43 Kg de CO2, equivalente producido en 8.98 km.

∞ Diésel: 2.86 Kg de CO2, equivalente producido en 5.98 km.

Esto indica que en México la calidad del combustible requiere mejorar la formulación y el tipo de aditivos para tener una combustión completa. En algunas regiones del país tenemos un aire contaminado que no aporta la calidad necesaria en la reacción dentro de la cámara del motor y vehículos que recorren pocas distancias. 

Te puede interesar: Opinión | México: ¿refinador, importador, exportador?

Con una calidad de aire rica en oxígeno (21 por ciento) tendríamos una combustión completa; pero si se está por debajo de este porcentaje se indica que la calidad está comprometida, pues hay otro tipo de componentes mezclados que no aportan lo necesario para la reacción química y producirá otros tipos de contaminantes que aportarán una mayor diversidad al medioambiente.

Entonces, para mejorar la calidad de las emisiones de combustibles en los motores, lo primero es evaluar que todos los combustibles cumplan con la norma 016, examinando en forma real los tipos de aditivos que pueden mejorar la combustión y determinar con exactitud la calidad del aire que hay en el momento que se quema el combustible e inspeccionar su calidad real.

No hay combustibles malos, sino ambientes inapropiados para que se realice la combustión completa.

—∞—

Ramsés Pech es analista y asesor de la industria energética y en economía.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.