Joven venezolana fue separada de su familia en EU y enviada a México


Joven venezolana fue separada de su familia en EU y enviada “sola y aterrorizada” a Matamoros

venezolana-separada-familia-matamoros


Una familia venezolana, que huyó a la frontera entre México y Estados Unidos por temor a sufrir una persecución política, lucha por reunirse con su hija adolescente después de que un juez le concedió a su padre autorización para permanecer temporalmente en Estados Unidos, al tiempo que negó la solicitud de su hija en la misma audiencia.

Los abogados de Branyerly, de 18 años, que viajó a la frontera estadounidense cuando tenía 17, declararon este martes a Newsweek que a la adolescente se le negó la entrada a Estados Unidos al menos dos veces y que se le obligó a permanecer sola en una ciudad fronteriza famosa por su peligrosidad desde que fue “separada su padre” en la frontera de ese país.

“Es completamente inaceptable e injusto que al padre de Branyerly se le haya permitido entrar en Estados Unidos, mientras que su hija de 18 años era enviada sola a las calles de Matamoros con una fecha falsa para una futura audiencia y sin esperanzas de volver a ver a sus padres”, señaló la abogada Jodi Goodwin en una declaración que compartió con Newsweek.

A su padre, un activista político venezolano, se le concedió un “aplazamiento indefinido de la orden de deportación” poco más de dos semanas antes, lo que le permite permanecer de manera temporal en Estados Unidos, donde su esposa y otro hijo han estado esperando reunirse con él y con Branyerly.

Lee más: Estados Unidos utiliza las localizaciones de los teléfonos móviles para encontrar a inmigrantes en la frontera

El padre ya se había trasladado anteriormente a Estados Unidos. Sin embargo, volvió a Venezuela para ayudar a Branyerly a cruzar la frontera estadounidense después de, presuntamente, recibir amenazas relacionadas con la seguridad de su hija, señalaron sus abogados.

“El caso del padre es tan convincente que el Juez de Inmigración le concedió un tipo especial de protección al encontrar que era claramente probable que sería torturado si volvía a Venezuela”, se lee en un boletín de prensa publicado en nombre de la familia.

Desde la puesta en vigor de nuevas reglas establecidas en julio pasado por el presidente estadounidense Donald Trump, “la solicitud de asilo ya no es una opción legal para muchas personas, como esta familia venezolana”, se afirma en el boletín. “Ahora, estas familias deben cumplir con un estándar más alto de pruebas para entrar al país, según las cuales se evalúa individualmente el caso de cada miembro de la familia”. 

Como resultado, afirman los abogados, existen familias que son separadas en la frontera entre México y Estados Unidos cuyos hijos son deportados “por los mismos jueces de inmigración que han determinado que sus padres serán perseguidos si se les obliga a volver a sus países de origen”. 

Aunque Trump dio fin a su efímera reglamentación de “tolerancia cero”, con la cual se produjo la separación de varias familias, los abogados han afirmado que las reglas del mandatario estadounidense, como la que prohíbe dar asilo a personas que hayan transitado por un tercer país, acaban teniendo los mismos resultados.

Entérate: México obedeció ultimátum de EU y deterioró las condiciones de los migrantes: MSF

En el caso de Branyerly, cuyo apellido se reserva por temor a que sufra persecución, la adolescente de 18 años no era tan políticamente activa o visible como su padre, lo cual, según los abogados, fue un argumento que el juez utilizó para negarle la misma protección que concedió a su progenitor.

En lugar de poder permanecer en Estados Unidos con su padre, ella fue obligada a volver a Matamoros, México, una ciudad fronteriza con un nivel de advertencia número 4 , que indica “no viajar” por parte del Departamento de Estado de Estados Unidos, debido a sus altos índices de criminalidad y violencia y, en particular, de secuestro y extorsión. Según la ampliamente criticada política del gobierno de Trump de “Quédense en México”, la chica se vio obligada a permanecer ahí.

Ahora, señala Goodwin, “la familia espera reunificarse y obtener protección para su hija contra el régimen de [Nicolás] Maduro, a quien el presidente Trump calificó como ‘un gobernante ilegítimo, un tirano que actúa brutalmente contra su pueblo’”. 

Te puede interesar: Los estadounidenses que enfrentan a Trump dando esperanza a migrantes

Goodwin cuestionó cómo es que el presidente Donald Trump pudo “ofrecer promesas de apoyo a la oposición venezolana en su discurso sobre el Estado de la Unión” mientras permite que las familias venezolanas que buscan refugio en Estados Unidos sean separadas en la frontera.

“Aunque el presidente Trump prometió apoyar al líder de la oposición venezolana en su discurso sobre el Estado de la Unión, yo recibí una llamada de un aterrado activista venezolano que luchaba por la seguridad de su hija”, afirmó.

Newsweek se ha puesto en contacto con el organismo de Aduanas y Protección Fronteriza para obtener sus comentarios.

Publicada en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.