La epidemia de coronavirus convierte a Wuhan en una ciudad fantasma


La epidemia de coronavirus convierte a Wuhan en una ciudad fantasma



Escenas captadas por drones en la ciudad de Wuhan, que se encuentra en cuarentena tras el surgimiento de un nuevo y mortífero virus, muestran las calles vacías de esta ciudad, densamente poblada, que se ha convertido en un pueblo fantasma.

En los caminos y aceras que aparecen en las imágenes aéreas publicadas este martes por la Agencia France-Presse pueden verse muy pocos automóviles y peatones en esta ciudad de 11 millones de habitantes, que se encuentra en el epicentro del brote del nuevo coronavirus. Las escenas fueron grabadas el martes entre la 1:45 y las 2:00 p.m., declaró a Newsweek un vocero de AFP.

A finales del año pasado, el virus comenzó a afectar a personas que trabajaban en un mercado mayorista de alimentos, que actualmente ha sido cerrado, el cual se ubicaba en esta ciudad del centro de China, y donde se vendían animales vivos y sacrificados. Hasta ahora, el virus ha provocado la muerte de 132 personas y ha enfermado a más de 6,000. Más de una docena de países enfrentan casos de lo que se conoce como 2019-nCoV, entre los que se encuentran Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia y Corea del Sur, como se muestra en la siguiente infografía de Statista. 

 

Lugares donde se ha detectado el nuevo coronavirus en todo el mundo, hasta el 27 de enero. STATISTA

 

En respuesta al brote, y en medio de temores de que las personas que viajen para celebrar el Año Nuevo Lunar harían que el virus se propagara más rápidamente, la semana pasada, funcionarios de la ciudad de Wuhan instaron a las personas a no salir de sus casas a menos que fuera necesario. A quienes se aventuran a salir al exterior se les aconseja lavarse frecuentemente las manos y usar cubrebocas, aunque no está claro qué tan eficaces son estos últimos. 

También lee: OMS declara emergencia internacional ante nuevo coronavirus
Un residente de Wuhan, identificado únicamente como David, declaró al diario South China Morning Post: “Solía haber muchas personas en las calles, muchas personas, pero ahora hay muy pocas.

“Todas las familias se quedan en casa en lugar de salir. Todo el mundo trata de tener el menor número posible de interacciones”, dijo, y añadió, “La gente tiene miedo de que la epidemia se propague”.

 

También se han establecido restricciones de viaje en varias otras ciudades de China, mientras que en otros países, como Estados Unidos, se han establecido medidas precautorias como la realización de exámenes en los aeropuertos.

El martes pasado, el presidente de China Xi Jinping describió al brote como “un demonio” en una reunión con la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizada en Beijing, informó AFP.

“El pueblo chino está enfrascado en una difícil batalla contra una epidemia de un nuevo tipo de infección por coronavirus”, afirmó Xi.

El 2019-nCoV es miembro de una numerosa familia de coronavirus que provocan una gran variedad de infecciones que van desde el resfriado común hasta infecciones más graves como el Síndrome Agudo Respiratorio Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS, por sus siglas en inglés); este nuevo coronavirus puede provocar síntomas parecidos a los de la neumonía. Entre ellos, se encuentra la fiebre, tos seca, dificultad para respirar y problemas respiratorios. Al igual que el SARS y el MERS, se piensa que el nuevo coronavirus pasó inicialmente de animales a seres humanos, y se ha confirmado recientemente la transmisión de humano a humano, de acuerdo con la OMS.

También lee: Rusia cierra sus fronteras con China para contener el coronavirus

Aunque los científicos averiguan cada vez más detalles sobre la naturaleza del virus, aún no está claro cómo se propaga. Sin embargo, la OMS señala que es probable que se contagie de manera similar a como lo hicieron el MERS y el SARS.

Por ello, es necesario seguir los pasos básicos para prevenir la propagación de una infección respiratoria aguda, recomendó el organismo. Entre ellos está el tener un contacto cercano con personas que sufran esas enfermedades, lavarse las manos con frecuencia, particularmente después de tener contacto con personas enfermas o con su entorno, y mantenerse alejados de animales de granja o en libertad.

Las personas enfermas deben mantenerse a distancia de las demás, cubrirse la boca al toser o estornudar utilizando pañuelos desechables, y lavarse las manos con frecuencia.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.