Evo Morales se proclama vencedor y denuncia un golpe de Estado


Evo Morales se proclama vencedor en Bolivia y denuncia un “golpe de Estado” de la derecha

bolivia-elecciones-protestas-evo morales


El presidente boliviano, Evo Morales, ha proclamado este miércoles su victoria en las controvertidas elecciones del domingo y ha denunciado que se está produciendo un intento de “golpe de Estado” en el país por parte de la derecha y con apoyo desde fuera del país.

En una declaración, ha agradecido a los bolivianos su “cuarta victoria consecutiva” que ha dicho haber logrado “democráticamente”, dándose así por vencedor en primera vuelta de las presidenciales, según informan los medios locales.

Asimismo, ha hecho un llamamiento a la población a “organizarse y prepararse” para “defender la democracia” que “ha costado sangre para recuperar”.

Según el mandatario, “está en proceso un golpe de Estado” por parte de la “derecha con apoyo internacional”. “Hasta ahora hemos aguantado y soportado con paciencia para evitar violencia”, ha defendido Morales.

Los seguidores del presidente Morales lanzan consignas contra los seguidores de su opositor, Carlos Mesa. (Foto: Aizar RALDES / AFP)

Mensaje de la OEA

La Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA en Bolivia considera como “mejor opción” la realización de un balotaje para dirimir la reñida elección entre el presidente Evo Morales y su principal rival, Carlos Mesa, señaló el miércoles un vocero de la organización.

“Debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta”, señaló el director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA, Gerardo Icaza, al revelar en Washington el informe preliminar de la MOE en Bolivia.

Continúan los disturbios

Miles de bolivianos han vuelto a salir a la calle este martes en el marco de los disturbios que se están registrando en varios puntos del país ante la incertidumbre política después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendiera de forma repentina de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) la misma noche electoral.

Con el recuento de votos al 95 por ciento, el actual presidente del país, Evo Morales, ha extendido su ventaja a más de 9 puntos porcentuales sobre el opositor Carlos Mesa, aún por debajo de los 10 puntos que necesita para evitar una segunda vuelta electoral.

Entérate: Estalla la violencia en Bolivia tras cuestionado éxito de Evo en elecciones

El recuento rápido preliminar del Tribunal Supremo Electoral (TSE) había mostrado el domingo con el 84 por ciento escrutado que las elecciones iban a una segunda vuelta. 

No obstante, después de detener inesperadamente la difusión de datos durante 24 horas, el TSE señaló que Morales evitaría ir a una segunda ronda, lo que ha desatado numerosas protestas.

La situación ha motivado que la Organización de Estados Americanos (OEA) alertara de que el cambio “ha modificado drásticamente el destino de las elecciones” y ha perjudicado la confianza en el proceso.

Las protestas continúan frente al Tribunal Supremo Electoral. (Foto: Jose Luis Rodriguez / AFP)

El vicepresidente del TSE, Antonio Costas, ha dimitido en forma de protesta por la decisión tomada por el organismo, la cual ha tachado de “irracional”. En su opinión, suspender la difusión de resultados ha provocado la “desacreditación” del proceso electoral.

Lanzando insultos contra Morales y al grito de “no tenemos miedo”, los manifestantes han vuelto a marchar por el centro de La Paz, donde han atravesado las barreras policiales mientras se lanzaban petardos para convocar a más personas.

Lee más: Dimite el vicepresidente del Tribunal Electoral de Bolivia; piden a la OEA auditar comicios

Durante la jornada de este martes en La Paz, la Policía ha lanzado gases lacrimógenos contra los manifestantes, lo que ha dejado varios heridos hasta el momento, que han sido trasladados a hospitales de la zona, según informaciones del diario local ‘Los Tiempos’. En la plaza Abaroa continúa realizándose una vigilia mientras los manifestantes denuncian una fuerte represión policial en las inmediaciones de la sede del Gobierno.

Las fuerzas de seguridad han desplegado una tanqueta de agua –conocida como carro Neptuno– para tratar de dispersar a los manifestantes en la plaza Abaroa, donde se encuentra la sede del Tribunal Supremo Electoral.

La OEA alertó que se ha perjudicado la confianza en el proceso electoral. (Foto: Aizar RALDES / AFP)

 

 

 

 

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.