Para suspiros enamorados, los de Daniel, me estás Matando


Para suspiros enamorados, los de Daniel, me estás Matando



LA PRIMERA VEZ que escuché a Daniel, me estás Matando iba en el metrobús de Ciudad de México y, sí, me estaba enamorando. Y cómo no hacerlo cuando escuchas las letras de los amantes del bolero glam, un género híbrido entre bolero y sintetizadores.

En un pequeño café de la capital, Daniel Zepeda e Iván de la Rioja platican a qué suena su música. “En un principio, el objetivo en cuestión de sonido, era más tirándole a Los Panchos, pero también somos fans de las partes más psicodélicas de José José”, bromean al decir que son como la intro de Naranja mecánica, de Stanley Kubrick, “psicodélico y retro”.

Fue a principios de 2018 cuando lanzaron “¿Qué se siente que me gustes tanto?” y “Diez pasos hacia ti”, dos temas románticos escritos con dedicatoria. Comenzaron a tocar en Las Musas del Papá Sibarita, un espacio promotor del jazz en la colonia Roma.

“En la primera tocada yo me acomodé atrás como siempre, en la batería, e Iván adelante”, recuerda Daniel mientras bebe un capuchino chico con leche de soya. “Yo estaba cantando la mayoría de las canciones, pero no me veía, entonces parecía que Iván estaba haciendo playback”, ríe.

Foto: Carlo Echegoyen

—¿A quién está matando Daniel?

—Queríamos que el nombre pareciera el título de una telenovela o de una película vieja, como las de la época de oro del cine mexicano, y que sonará superdramático.

Daniel es nieto de la actriz María Victoria y cuenta que de ella saca mucha inspiración. “Nos preguntan por qué Daniel (me estás matando) y no Iván, y la respuesta es que al principio era un concepto como solista”, aunque ahora ambos están al 100 por ciento en el proyecto.

—¿Por qué cantarle al amor?

—El amor siempre es el motor principal del ser humano, siento que no hay una decisión fuerte que tomes en tu vida que no tenga que ver con el amor —dice Iván.

“Todo el mundo va a querer amor para siempre porque a todo el mundo le gusta sentir cariño” —agrega Daniel.

Retrospectiva de Quentin Tarantino en Cinemanía

—Pero en Suspiros (su primer álbum, lanzado en 2019) también le cantan al desamor, a la infidelidad, al abandono y al despecho.

—Tenemos tres canciones que hablan de amor, amor. “Fúgate” fue un drama que nos inventamos; con “Adiós, adiós” solo creí que hacía falta una canción movida, se nos hacía cagado que fuera una cumbia para bailar y que fuera triste. Está chido bailar por despecho.

—Han hecho canciones con varios artistas emergentes, como Silvana Estrada, Álex Ferreira, Marco Mares, ¿qué opinan de las colaboraciones en el mundo de la música?

—A pesar de que la colaboración es un método estratégico, hemos entendido que lo mejor es hacerlo entre amigos, porque nos admiramos o porque es un buen complemento artístico —dice Iván.

“Siendo independientes es mejor que nos unamos todos, en lugar de lanzarnos piedritas. Es más fácil que crezcamos a otra escala todos juntos”.

Los integrantes de Daniel, me estás Matando tienen en puerta varios conciertos y también terminan de componer su siguiente disco para volver a los estudios lo más pronto posible.

¿Qué leer? Antony Beevor, Brad Meltzer, Vicente Garrido…

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.