Si te dejas te llevaremos a volar: Cascabel | Newsweek México


Si te dejas te llevaremos a volar: Cascabel



Cascabel es una banda que busca retomar elementos del movimiento psicodélico de los finales de la década de 1960 y combinarlos con el presente, literalmente con lo que existe hoy en día.

El 26 de agosto de 2019 fue la fecha elegida por este cuarteto para lanzar su tercer disco de larga duración, We Are Universe.

Si con Far out Man y Cobra se les abrieron las puertas de Estados Unidos, Grecia, Polonia, España, Reino Unido y gran parte de América Latina, su nuevo material es una aproximación diferente a su sonido tradicional: es más duro, más crudo, más psicodélico y más en español.

Mixo, Ian, Larry y Puy, integrantes de Cascabel, mexicanos todos, exploran diversos géneros musicales que buscan plasmar en un sonido con tintes de garage, rock, kraut y con un sello sonoro único, el cual surge de los gustos de cada miembro de la banda.

El 26 de agosto de 2019, la fecha elegida para lanzar su tercer disco de larga duración.
Foto: Especial

“Si hay un concepto claro en la banda, además de que buscamos englobar lo que hacemos en el marco del rock psicodélico, es la libertad”, cuenta Mixo en entrevista con Newsweek México. “Libertad de composición, de movimiento, que es lo que permite la evolución de la música que creamos. Nos gusta no encasillarnos en un género, lo cual nos da la posibilidad de jugar mucho y básicamente de hacer lo que queramos”.

Según su propia definición, el nuevo disco We Are Universe representa la convergencia, la madurez y la evolución de la banda. El material, disponible en todas las plataformas digitales, está compuesto por 11 temas, la mayoría cantados en español, y contiene títulos como “De cabeza”, “We are Universe”, “Lástima latinoamericana” y el severamente crítico “¿Qué vas a hacer cuando apaguen el internet?”.

“Desde que Cascabel se inició como banda, nunca hemos dejado de tocar en vivo, tanto en festivales como en conciertos dentro y fuera de la república”, responde el grupo al preguntarle sobre su nueva propuesta musical.

“Tampoco hemos dejado de componer música nueva ni de producir. Creo que lo que detona que hagamos música es el puro placer de hacerla, pero, sobre todo, el de compartirla. Tocar en vivo es algo que nos encanta. El detonante es la música y no querer parar, deseamos seguir tocando y compartiendo la energía de nuestras canciones con todo aquel que la reciba”.

“Siempre un reto como banda de rock psicodélico es encontrar el nicho”.
Foto: Especial

—¿Con qué se va a encontrar el escucha que se adentre en este nuevo disco?

—La gente que ya conoce la música de Cascabel se va a encontrar con un set más agresivo, tal vez un poco más oscuro y pesado que lo anterior. En este disco van a poder notar una variedad de géneros musicales que van desde el doom, stoner y garage, hasta algo más relajado y más latino. Encontrarán una madurez en el sonido en general de la banda, ya que después de casi cinco años de estar tocando juntos se afinan detalles entre nosotros, se compone con más naturalidad, y de alguna manera cada integrante da de sí mismo a Cascabel con mayor facilidad lo que quiere y puede dar.

—¿Cuáles son las diferencias primordiales entre este y sus dos materiales anteriores?

—Una de las principales cosas que cambiaron de los discos anteriores a We are Universe es que la mayoría de las canciones están ahora en español, cosa que salió de manera totalmente natural. La composición de las canciones tiene una narrativa tal vez más curiosa, hay canciones sin coros, hay una instrumental, pesadas, tranquilas, en español, en inglés, etcétera. Es un recorrido que, si te dejas, te va a llevar a volar.

Para suspiros enamorados, los de Daniel, me estás Matando

—¿Como banda de rock cuáles son sus retos más apremiantes?

—Siempre un reto como banda de rock psicodélico es encontrar el nicho. En México, y tal vez en particular en CDMX, el movimiento del rock psicodélico está creciendo gracias al esfuerzo de muchas bandas, promotores, festivales, espacios, pero, sobre todo, el público. Es difícil ser una banda independiente, ya que entre nosotros tenemos que hacer mucho más trabajo de lo que parece. Nos hemos convertido en managers, bookers, diseñadores, community managers y muchas cosas más que se requieren para poder hacer las cosas bien hoy en día.

“Un gran desafío es competir contra la máquina, contra el sistema, contra el monstruo que es la industria musical en este país, contra las disqueras major, contra promotoras como Ocesa que tienen prácticamente monopolizado el mercado. Hacer las cosas de manera independiente puede ser cansado, pero si hay algo de lo que estamos seguros es que no vamos a parar. Por ahora nos vamos a enfocar a mover mucho este nuevo disco, tocar en tantos lugares como podamos del país, y trabajar duro para que esta bola de nieve no pare de rodar”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.