Un asteroide más grande que el Empire State pasará cerca de la Tierra


Un asteroide más grande que el edificio Empire State pasará cerca de la Tierra



El Centro de Estudios de Objetos Próximos a la Tierra (CNEOS-NASA, por sus siglas en inglés) ha anunciado que, la próxima semana, un asteroide gigante más grande que el edificio Empire State pasará cerca de la Tierra a una distancia segura.

Identificado como 2006 QQ23, la enorme roca espacial tiene un diámetro de 570 metros, lo cual supera holgadamente la altura máxima del célebre monumento de la Ciudad de Nueva York (443.2 metros).

Observado por primera vez en 2006, el asteroide hará su acercamiento más próximo a nuestro planeta el próximo 10 de agosto, a las 3:23 a.m. horario del este. Su trayectoria lo situará a 0.049 unidades astronómicas de la Tierra (7.4 millones de kilómetros), desplazándose a una velocidad aproximada de 16,737 kilómetros por hora.

La NASA revela cómo se sienten los sismos en la Luna y Marte

2006 QQ23 está clasificado como un objeto próximo a la Tierra (NEO, por sus siglas en inglés), término que abarca cualquier asteroide o cometa cuya órbita lo sitúe a unos 195 millones de kilómetros de nuestro sol, y a una distancia de 48.3 millones de kilómetros de la Tierra.

CNEOS calcula las órbitas de los NEO conocidos para determinar la probabilidad de que cualquiera de esos objetos choque contra la Tierra en algún momento. Si bien los cuerpos “potencialmente peligrosos” tienen un diámetro mayor a 140 metros, con una distancia de aproximación prevista inferior a 0.05 unidades astronómicas, hasta ahora ninguno de ellos tiene posibilidades realistas de hacer colisión con nuestro planeta en el futuro previsible.

En una declaración para Newsweek, el Dr. Paul Chodas, administrador de CNEOS, informó: “Hay asteroides que tienen una posibilidad minúscula de impactar contra la Tierra en los próximos dos siglos. Por ejemplo, en estos momentos la sonda espacial OSIRIS-REx está visitando el asteroide Bennu, cuya posibilidad de golpearnos en un par de siglos es de uno en mil. Sin embargo, el seguimiento del asteroide nos brinda la oportunidad de reducir esa posibilidad, tal vez a cero. Por lo demás, ningún otro asteroide conocido tiene una posibilidad significativa de impactar la Tierra en el próximo siglo”.

Esto es muy afortunado porque, en la rara eventualidad de que un asteroide del tamaño de 2006 QQ23 choque contra nuestro planeta, un impacto en tierra firme sería devastador mientras que, de caer en el mar, podría desatar un tsunami que causaría graves daños en áreas de poca altitud. Y por si fuera poco, la colisión también podría precipitar trastornos climáticos que persistirían durante años.

El asteroide Apofis pasará cerca de la Tierra y la NASA está emocionada

Aun cuando los objetos espaciales ingresan en nuestra atmósfera continuamente, casi todos son pequeños (menos de 9 metros de diámetro) y suelen quemarse durante el descenso, de modo que pocas veces no nos percatamos de ellos.

A la fecha, los científicos han detectado más de 20,000 NEO -mayormente asteroides- y cada semana hacen nuevos hallazgos.

Con todo, NASA considera que aún no hemos descubierto dos terceras partes de los objetos con más de 140 metros de diámetro que rondan nuestro sistema solar.

Esta no es la primera vez que 2006 QQ23 pasa cerca de la Tierra. De hecho, el sitio Web Brinkwire precisa que este asteroide visita nuestro vecindario con relativa frecuencia. Según las proyecciones de su trayectoria, el primer acercamiento ocurrió el 13 de enero de 1901, en tanto que el siguiente encuentro cercano con nuestro planeta se espera para el 15 de febrero de 2022.

 

 

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.