Mirar un árbol por la ventana ayuda a disminuir los antojos, dice estudio


Mirar un árbol por la ventana ayuda a disminuir los antojos, dice estudio



Según un nuevo estudio, podría existir una relación entre el contacto con la naturaleza y un menor antojo de alcohol, cigarrillos y comida chatarra.

El informe, publicado en la revista Health & Place, es el primero en el que se estudia la posible relación entre el contacto con la naturaleza, los antojos y las emociones negativas. Investigadores de la Facultad de Psicología de la Universidad de Plymouth entrevistaron a 149 personas de entre 21 y 65 años de edad sobre la proporción de áreas verdes en sus vecindarios, la presencia de vistas de áreas verdes desde su casa, su acceso a un jardín y la frecuencia con la que utilizaban las áreas verdes públicas.

El consumo regular de bebidas azucaras aumenta el riesgo de todos los tipos de cáncer: estudio


En el estudio también se hicieron preguntas sobre las experiencias con la depresión y la ansiedad de los encuestados, así como sobre antojos de cosas como la cafeína, el chocolate, el alcohol y la nicotina. Los participantes asignaron un valor a la intensidad, la generación de imágenes y la intrusividad de sus antojos en una escala de 11 puntos.


Los investigadores descubrieron que la presencia de áreas verdes visibles contribuía a disminuir los antojos. El efecto fue particularmente notable cuando más de 25 por ciento de las vistas de los encuestados estaban formadas por áreas verdes.

Los estudios anteriores se han centrado principalmente en la práctica del ejercicio en la naturaleza: en un estudio realizado en 2015 por la Universidad de Michigan se encontró que las caminatas grupales de 90 minutos en la naturaleza son efectivas para combatir la depresión y otros trastornos del estado de ánimo.

Sin embargo, para las personas que no tienen acceso o tiempo para realizar una caminata de 90 minutos, este nuevo estudio sugiere que el solo hecho de mirar un árbol por la ventana puede ayudar a combatir ese hábito. Esto podría tener un impacto en los programas de salud pública y fomentar la planificación para dar acceso a áreas verdes.

Los alimentos ultraprocesados aumentan el riesgo cardiovascular y de muerte


“Desde hace algún tiempo, se ha sabido que estar afuera, en la naturaleza, se relaciona con el bienestar de las personas”, dijo en una declaración Leanne Martin, la autora principal del estudio. “Pero el hecho de que exista una relación similar con los antojos y simplemente poder ver un área verde añade una nueva dimensión a las investigaciones anteriores”.


La doctora Sabine Pahl, catedrática de psicología de la Universidad de Plymouth, califica al trabajo de Martin como “un promisorio primer paso”.

“Los antojos contribuyen a diversas conductas que perjudican la salud, como el tabaquismo, beber en exceso y comer de manera poco saludable”, afirma Pahl. “A su vez, dichas conductas contribuyen a algunos de los mayores desafíos globales de nuestro tiempo, como el cáncer, la obesidad y la diabetes”.

El trabajo de Martin forma parte de un nuevo y creciente campo de estudio conocido como ecoterapia que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, aborda la salud humana “en el contexto de la Tierra y sus ecosistemas naturales”, y analiza cómo pueden interactuar las personas y la naturaleza para beneficiarse mutuamente.

Por ejemplo, en un estudio realizado en 2018 por la Universidad Aarhus de Dinamarca, se descubrió que tener acceso a áreas verdes en la niñez reduce el riesgo de que una persona desarrolle problemas de salud mental en la edad adulta.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.