Caso Ficrea | Gregorio Pérez Mata, ¿el gran intocable? | Newsweek México


Caso Ficrea | Gregorio Pérez Mata, ¿el gran intocable?



Tercera y última parte

Esta semana, el Diario Vanguardia ha tomado como uno de sus principales temas el caso del “ficreazo” y la probable responsabilidad de Gregorio Pérez Mata y otros ex funcionarios del Tribunal Superior de Justicia del estado de Coahuila, por haber autorizado la inversión de 126 millones de pesos en la empresa FICREA, S.A. de C.V. SFP, la cual fue declarada en quiebra en el año 2014, y generando la pérdida de esa suma millonaria del Fondo para la Administración de la Justicia que maneja el Tribunal.

Desde hace meses, Newsweek Coahuila ha dado seguimiento puntual al tema, por lo que es importante hacer un resumen de nuestros hallazgos:

 

  1. La Auditoría Superior del Estado presentó una denuncia penal en contra de quien resulte responsable por la comisión de diferentes irregularidades por el caso FICREA, y que pueden resultar constitutivas de delitos. Al respecto, nuestro medio ha buscado reiteradamente al Auditor Armando Plata solicitándole una entrevista, pero no ha sido posible llevarla a cabo.
  2. En entrevista exclusiva para Newsweek-Coahuila, el Fiscal Anticorrupción de la entidad declaró que la investigación penal está abierta, pero guardó la secrecía del caso para no violar el debido proceso. A pesar de ello, sostuvo que no habrá impunidad en este caso, si se llega a acreditar la comisión de uno o varios delitos.
  3. También en entrevista exclusiva para nuestro medio, el Síndico de la quiebra que lleva el Concurso Mercantil de FICREA, declaró que el Tribunal ha recuperado 26 millones de pesos, pero que ha sido mediante el proceso “natural” de la quiebra y no por las gestiones especiales que ha llevado a cabo el mismo, como recientemente señaló su Presidenta.
  4. Newsweek Coahuila ha documentado que para el pago del despacho que lleva el proceso, se han erogado más de 8 millones de pesos en pagos de honorarios, por lo que, de los 26 millones recuperados, en realidad al Tribunal solo le han quedado poco más de 17 millones de pesos, de los casi 150 millones que perdió (a valores actualizados, pues se encuentran en UDIS).

El desorden

Además de dar seguimiento puntual al caso FICREA, Newsweek ha documentado que en general, la administración de Pérez Mata al frente del TSJ tuvo una constante de desorden administrativo y financiero. Las reiteradas auditorías practicadas al organismo han mostrado, año con año, prácticas que son repetitivas y que son expresión, cuando menos, de una desatención severa en el orden administrativo.

Por ejemplo, está el señalamiento de la ASE relativa a la inadecuada comprobación de más de 150 mil pesos en viáticos pagados a Gregorio Pérez Mata, en uno de los años fiscalizados.

Estas prácticas permiten especular que el caso FICREA en realidad es el resultado de una sistemática desatención de la racionalidad y orden administrativo que debe prevalecer en cualquier dependencia pública, máxime cuando se trata del máximo tribunal de una entidad.

Más irregularidades

De acuerdo con el Informe de Auditoría relativo al año fiscal 2014, en que aún Gregorio Pérez Mata era presidente del Tribunal Superior de Justicia de Coahuila, hay un conjunto de observaciones por millonarias sumas no comprobadas adecuadamente ante la instancia fiscalizadora.

La suma es escandalosa pues se trata de al menos 71.2 millones de pesos no justificados plenamente, y muchos de ellos en capítulos de gasto de enorme discrecionalidad como es el pago de viáticos, bonos y compensaciones salariales, y hasta sumas inexplicables que, más allá del monto, revelan la irracionalidad administrativa y de gestión de Pérez Mata.

Como ejemplo de lo anterior basta un botón: según la observación con número de control 0304002CFA114O00048, el entonces magistrado Pérez Mata erogó directamente en dos ocasiones sumas de $10,000 (diez mil pesos), cada una, por concepto de “pago a periodistas”, así como otra erogación de $5,000 (cinco mil pesos) por el mismo concepto. Sería interesante saber quiénes fueron esos periodistas y por qué exactamente fueron pagadas esas cantidades directamente por el entonces Presidente del Tribunal.

Respecto de la revisión de la cuenta pública del 2015, último año en que Pérez Mata fue presidente del TSJ, hay severas irregularidades detectadas, además de las ya ampliamente analizadas sobre FICREA; en efecto, hay una detección de 11.86 millones de pesos pagados en “salarios”, a personas que no se encontraban en la nómina oficial del Tribunal; esto consta en la observación número de control 0347004CFA115O00005 de la ASE.

Otro tipo de irregularidades identificadas son pagos por “estímulos a Consejeros”, entre los que destaca el efectuado al mismo Gregorio Pérez Mata quien el 14 de agosto del 2015, a punto de su retiro, se otorgó un estímulo por $73,441 pesos, según consta en la Observación 0347004CFA115O00005. El dato no sería quizá escandaloso, si no se supiera por la propia Auditoría Superior de Coahuila, percibió un salario de 3.29 millones de pesos, cuando en la Declaración Informativa Múltiple, que es el instrumento oficial en que se fijan las percepciones de la nómina del Tribunal, se especificaba un salario de 1.44 millones de pesos anuales, es decir, en su último año como Magistrado, obtuvo una diferencia a favor de 1.8 millones de pesos adicionales a lo establecido oficialmente.

De acuerdo con lo anterior, Pérez Mata habría obtenido un ingreso mensual promedio de 274 mil pesos, es decir, 2.5 veces más que lo que hoy gana el presidente López Obrador.

La “joya de la corona”, el caso FICREA

En el Informe de Auditoría del año 2015 se presentó la observación número 0353003CFA115O00065 por la cual se da cuenta del desfalco por los famosos 125.6 millones de pesos invertidos en FICREA. Sin embargo, no se ha dicho que el daño al erario del Tribunal no sólo es el relativo a la suma “perdida”, sino también los intereses que debieron haberse recibido por la misma, los cuales ascendían, sólo en el año 2015, a una suma de 3.43 millones de pesos, los cuales hubiesen sido suficientes, por ejemplo, para pagar el oneroso salario de Pérez Mata.

Nota: La imagen original fue modificada a fin de no mostrar información de personas que no tienen relación con el contenido de este texto.

La ASE lo establece como sigue: “Derivado del análisis a la cuenta pública del ejercicio 2015, se advierte que, la entidad dejó de percibir productos financieros por la inversión de los recursos del Fondo para el Mejoramiento de la Administración de Justicia, los cuales, de acuerdo a la tasa bruta anual promedio que manejó la cuenta Bancomer 451946803, fue de 2.73%, y ascienden a la cantidad de $3,437,767.08”.

Comentarios finales.

La Auditoría Superior del Estado de Coahuila documentó profundamente las irregularidades de la administración de Pérez Mata al frente del TSJ, cuyos montos acumulados a lo largo de su gestión superan incluso a lo que se perdió por las pésimas decisiones financieras que se tomaron al invertir en una institución que ya sabían que era de alto riesgo y en la cual era incluso ilegal invertir recursos públicos.

Por razones desconocidas, Pérez Mata no ha sido molestado ni con el pétalo de un citatorio, al menos en calidad de testigo, para que aporte información clave para establecer las responsabilidades a que legalmente haya lugar. En lugar de eso, después de haber sido titular del TSJ recibió por gracia y obra del entonces gobernador Rubén Moreira Valdés, el “Fiat” para ser titular de una notaría cuyo domicilio se encuentra en el municipio de Ramos Arizpe.

La sociedad mexicana está cansada de los abusos o la incompetencia en el ejercicio de cargos públicos; por lo que hoy el mensaje debe ser claro: la impunidad debe ser desterrada y si hay responsables de haber cometido delitos, o bien para hacerse acreedores a sanciones de tipo administrativo, la Ley sea aplicada con rigor.

También puedes leer: Opinión | El arte de cuidar a los enfermos

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.