Aguas residuales y fertilizantes amenazan a los arrecifes de coral


Aguas residuales y fertilizantes amenazan a los arrecifes de coral



El calentamiento global no es la única amenaza a los arrecifes de coral, según los científicos, quienes dicen que el nitrógeno de fuentes como las aguas residuales tratadas incorrectamente también provocan el blanqueo.

Los investigadores estudiaron el arrecife de Looe Key en los cayos menores de la Florida y hallaron que el nitrógeno reactivo también está detrás del proceso que deja al coral otrora vibrante con un color blanco. El coral se alimente y obtiene su color de las algas microscópicas que viven en sus tejidos. Si las algas se ven abrumadas, por ejemplo por temperaturas más altas del agua, abandonan el coral. Esto deja al coral sin una de sus principales fuentes de alimentación, haciéndolo pálido y vulnerable a enfermedades.

Las fuentes del nitrógeno incluyen aguas residuales tratadas incorrectamente así como fertilizantes, mantillo y sedimentación atmosférica, según el estudio publicado en la revista Marine Biology.

Además Lee: Mantarraya pide a grupo de buzos que le ayuden a quitarse anzuelos de sus ojos

Los autores investigaron datos recopilados entre 1984 y 2019, incluidas muestras de aguas marinas tomadas durante temporadas de lluvias y secas. También monitorearon los corales, tomaron muestras de algas marinas abundantes del arrecife, y analizaron a largo plazo la temperatura diaria del aire en el Aeropuerto International de Key West como una representación de la máxima temperatura diaria del aire en el área.

Entre 1984 y 2008, los niveles de coral vivo en el Área de Preservación del Santuario Looe Key disminuyeron de cerca del 33 por ciento a alrededor del 6 por ciento. Después de que lloviera mucho en el área de 1985 a 1987 y de nuevo de 1996 a 1999, la tasa anual de pérdida de coral aumentó. Ello posiblemente se deba a vertidos de los Everglades, que es un drenaje de las áreas agrícolas y urbanas hasta Orlando, Florida.

Brian Lapointe, uno de los autores principales y profesor investigador del Instituto de Oceanografía Harbor Branch de la Universidad Atlántica de Florida, comentó en una declaración: “Nuestros resultados dan evidencia convincente de que el nitrógeno proveniente de los cayos de la Florida y del más amplio ecosistema de los Everglades provocado por humanos, en vez de las temperaturas más cálidas, es el factor principal de la degradación del arrecife de coral en el Área de Preservación del Santuario de Looe Key durante nuestro estudio a largo plazo”.

El turismo contra la ciencia: el enfrentamiento por la Gran Barrera de Coral

Lapointe dijo a Newsweek que con el fin de llevar a cabo el estudio, su equipo tuvo que lidiar con mares embravecidos, huracanes y aguas verdosas y turbulentas que daban muy poca visibilidad en Looe Key, al igual que tiburones.

“Nuestro estudio se da en un momento crítico en el que buscamos las causas y factores asociados con la crisis mundial de arrecifes de coral”, dijo él. “Hay gran cantidad de hipótesis que señalan a ciertas causas de la disminución de arrecifes, como el calentamiento en la temperatura en la superficie del mar, la acidificación del océano, e incluso la sobrepesca. Sin embargo, ninguno de estos factores sospechosos tuvo un papel importante en lo que vemos aquí en los cayos de la Florida.

Él continuó declarando que los resultados no son “del todo pesimistas”.

“Debería consolarnos el saber que hay mucho que podemos hacer para mitigar este problema, no solo en los cayos de la Florida, sino en todas las regiones costeras alrededor del mundo.

“Necesitamos hacer un mejor trabajo al tratar las aguas residuales, necesitamos reducir las cantidades de fertilizantes, y en Florida, necesitamos aumentar el almacenamiento y tratamiento del agua de tormenta en la parte continental de Florida.

“Podemos ver claramente cuán efectiva es la mitigación de la contaminación por nitrógeno en el gran impacto que se ha visto en los arrecifes de coral de Bonaire en el Caribe Neerlandés. Estos arrecifes de coral empiezan a recuperarse después de la construcción de una nueva planta de tratamiento de aguas residuales en 2011, la cual ha reducido significativamente la cantidad de nitrógeno proveniente de los tanques sépticos”.

Lapointe dijo que la gente debería tomar consciencia de su “huella de nitrógeno”.

“Hay mucho que la gente puede hacer para tener un impacto, como moderar su uso de fertilizantes, plantar más árboles, y estar más consciente del tratamiento de aguas residuales y adonde se van los desperdicios, especialmente para la gente que vive en comunidades costeras”, comentó él.

Escorrentía contaminada: nueva amenaza para Gran Barrera de Coral

Branwen Williams, profesor adjunto de ciencia medioambiental en el Departamento de Ciencias W.M. Keck y quien no estuvo involucrado en el estudio, dijo a Newsweek: “Este estudio es significativo porque identifica una manera para que las comunidades locales ayuden a los arrecifes mediante reducir el peso abrumador sobre los corales. Este es un caso de pensar localmente y actuar localmente”.

Williams dijo que el estudio se enfocó en una ubicación y los resultados tal vez no sean relevantes en otras partes. Pero él añadió: “Yo creo que lo serán”.

Reflejando el pensar de Lapointe, Williams dijo: “Es importante que todos sepan que sus acciones en la tierra impactan a sus arrecifes locales pegados a la costa: los vertidos de la agricultura y el desagüe, en especial durante tormentas, comprometen a nuestros arrecifes.

“Al reducir nuestro peso abrumador sobre los corales, podríamos ayudarlos a lidiar mejor con el peso mundial de las temperaturas más cálidas”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.