Tareas pendientes | Newsweek México


Tareas pendientes



Garantizar el respeto a la vida de las personas trans

La asociación Transgender Europe reportó que, de octubre de 2016 a septiembre de 2017, fueron asesinadas 56 personas transgénero en México: esto coloca al país como el segundo en el mundo con el mayor número de crímenes de este tipo, solo detrás de Brasil, donde se registraron 171 homicidios de personas trans durante el mismo periodo.

Contribuir a que disminuyan los diversos problemas psicológicos que sufre la población LGBT+ al ser discriminada

De acuerdo con el Diagnóstico Situacional de Personas LGBT+, realizado en México por la UAM Xochimilco, las organizaciones Inspira Cambio, Programa Compañeros y Reacciona México, en 2015 el 36.04 por ciento de la población participante en el estudio reportó haber tenido pensamientos suicidas, y el 15.86 por ciento reportó haber intentado alguna vez suicidarse. Respecto al intento suicida, los porcentajes de las personas que lo llevaron a cabo se agruparon de la siguiente manera:

Hombres trans: 32.56 por ciento

Personas queer: 29.53 por ciento

Mujeres bisexuales: 24.69 por ciento

En México, la homofobia mata

Mejorar la situación de las mujeres trans en la cárcel

De acuerdo con cifras proporcionadas por la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de Ciudad de México, en 2017 se tuvo un registro de aproximadamente 453 personas LGBT+ en situación de cárcel. De esta cantidad, el 30 por ciento son personas trans. Las autoridades consideran a las mujeres trans como hombres; es decir, les niegan su identidad y, por ello, son enviadas a cárceles varoniles, donde sufren vejaciones, el abandono de su familia, el desabasto de su tratamiento hormonal y maltratos. Debe tomarse en cuenta que los números proporcionados pueden ser mayores, en tanto que no siempre las personas LGBT+ revelan su identidad, lo cual implica que el problema podría ser aún mayor.

Establecer un marco normativo que proteja y acompañe a los niños y niñas transexuales

No existen en nuestro país cifras sobre el grueso de la población transexual infantil, al tratarse de información que puede conllevar riesgos para quien la proporciona. Tampoco se cuenta con una normatividad desde la seguridad social que establezca como obligatorio el proporcionar acompañamiento psicológico y, en su momento, tratamiento hormonal a individuos que, desde la infancia, se saben pertenecientes a un género que no coincide con su sexo biológico. En países como España se ha descubierto que, entre más temprano se inicie este acompañamiento y cuidado profesional, mejor adaptación social, estabilidad psicológica y emocional y desarrollo individual tendrá la persona transexual.

No necesitamos pertenecer para apoyar la causa LGBT+

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.