León Gaumont, en la recta final


León Gaumont, en la recta final

Exposición de los aparatos de proyección de Gaumont en la cineteca


En 1895, León Gaumont, de 31 años, tomó las riendas de la Comptoir Général de la Photographie, lugar en donde había trabajado. Con ayuda de tres patrocinadores (entre ellos Gustave Eiffel, el creador de la afamada torre) se propuso expandir y diversificar actividades relacionadas con la óptica y la fotografía. Para ello, y con la experiencia obtenida en la Comptoir, creó la Société L. Gaumont et Cie., piedra angular para la difusión de un novedoso invento: el cinematógrafo.

Apasionado por los descubrimientos de Thomas Alva Edison y los hermanos Lumière, Gaumont creyó en el poder del incipiente arte fílmico, por lo que decidió fabricar aparatos de proyección desde 1900.

Durante la primera década del siglo XX adquirió las patentes y desarrolló inventos como el cronófono, aparato utilizado en teatros y pensado para sincronizar sonido con imagen. Para ello, se apoyó en su secretaria, Alice Guy, considerada la primera realizadora y productora de cine, quien llevó a cabo cerca de 300 filmes, además de varios experimentos cinemáticos.

León Gaumont también contó con el apoyo del que sería director artístico de su compañía, Louis Feuillade, creador de seriales clásicos como Fantômas (1913-1914) y Los vampiros (1915-1916).

Poco a poco la compañía de Gaumont fue creciendo, tanto que, en 1910, compró el hipódromo de la plaza Clichy, en París, para crear una monumental sala de cine; trece años después concretó una alianza con la Metro-Goldwyn-Mayer con el objetivo de cruzar fronteras. Y aunque se retiró en 1930, su empresa continuó el trabajo de difundir un arte en donde ya habían emergido grandes figuras: la propia Alice Guy, Germaine Dulac, Carl Theodor Dreyer, Charles Chaplin, Erich von Stroheim y muchos más alrededor del mundo.

Durante el mes de junio, a propósito de la exposición presentada en La Galería, la Cineteca Nacional exhibe largometrajes como Zazie en el metro (1959), de Raymond Queneau; Lancelot el lago (1974), de Robert Bresson; Prohibido pasar (1985), de Luc Besson; La guerra de los botones (1962), de Yves Robert; La china (1964), del mítico cineasta Jean-Luc Godard; y A nuestros amores (1983), de Maurice Pialat.

CARTELERA

En tránsito

En tránsito de CHRISTIAN PETZOLD.

(Alemania-Francia, 2018, 101 mins.) De Christian Petzold, con Franz Rogowski, Paula Beer, Godehard Giese, Lilien Batman, Maryam Zaree. Cuando un hombre huye a Francia después de la invasión nazi, él asume la identidad de un autor muerto de quien posee sus documentos. En Marsella conoce a una joven mujer que está desesperada por encontrar a su marido desaparecido… el mismo hombre por el que se está haciendo pasar.

Malintzin, la historia de un enigma

Close up de actriz de la película Malitzin

Malitzin. De Fernando González Sitges.

(México, 2018, 88 min.) De Fernando González Sitges. Malintzin, también conocida como doña Marina o la Malinche, es uno de los personajes de la historia de México más sugerentes y quizás el más determinante. Su imagen ha sido estigmatizada y convertida, a lo largo de los siglos, en un símbolo contrastante en la cultura popular de México. Dirigida por el biólogo y documentalista Fernando González Sitges, este documental dramatizado destaca la figura de este personaje fundamental en la Conquista y en el devenir del mestizaje en México. La trama sigue el primer contacto que tuvo con los aventureros peninsulares en su pueblo natal al sur de Veracruz, hasta su desaparición, que se cree ocurrió cerca de 1528, cuando se deja de mencionar su nombre.

Los débiles

un joven y un hombre se miran de frente al fondo se ve un paisaje de campo.

Los débiles. De Raúl Rico y Eduardo Giralt Brun.

(México, 2017, 65 mins.) De Raúl Rico y Eduardo Giralt Brun, con José Luis Lizárraga, Joshua Estrada, Javier Chimaldi, Eduardo Martínez, Eduardo Carreón, Eduardo Rauda, Sean Hennessey, Ulises Bojórquez, Javier Díaz Dalannis. Víctor tiene una pelea con un chico de 13 años llamado Selfie, quien pertenece a una pandilla; horas después, encuentra a sus perros muertos. El protagonista iniciará un viaje por Sinaloa con el objetivo de encontrar al adolescente. En su camino se cruza con una serie de personajes perturbadores y excéntricos que pueden decir o no la verdad sobre el paradero del joven delincuente.

Plaza París

Plaza París. Una producción multinacional. De Lúcia Murat

(Praça Paris, Brasil-Portugal-Argentina, 2017, 110 mins.) De Lúcia Murat, con Grace Passô, Joana de Verona, Alex Brasil, Digão Ribeiro, Babu Santana y Marco Antonio Caponi. Gloria, habitante de una favela, es elevadorista en la universidad de Río de Janeiro donde Camila, estudiante portuguesa, cursa una maestría. La primera se convertirá en paciente de la segunda. Mientras el vínculo se estrecha, la trabajadora revelará a Camila un mundo de violencia y marginación hasta entonces desconocido para ella. En esta cinta, la directora brasileña Lúcia Murat construye una intensa historia distópica que retrata los conflictos de un Río de Janeiro fracturado por la violencia.

El artista anónimo

un adulto mayor y un joven conversan recargados en una mesa en medio de una plaza. Al fondo un edificio medieval.

Película Finlandesa. De Klaus Härö.

(Tuntematon mestari, Finlandia, 2018, 95 min.) De Klaus Härö, con Heikki Nousiainen, Pirjo Lonka, Amos Brotherus, Stefan Sauk. Olavi, un viejo comerciante de arte, anhela una última gran venta para resolver sus problemas financieros y restaurar su orgullo. Siempre ha puesto los negocios antes que todo, incluso su familia. Cuando encuentra una pintura desconocida durante una subasta, el anciano seguirá su instinto y emprenderá una investigación junto con su nieto, a quien no ha visto en años, para resolver el misterio del artista anónimo. Sin embargo, el mercado del arte no hará su tarea tan sencilla y tendrá que pelear por ganar el último acuerdo de su carrera.

Angelo

Se ve de espaldas a un joven negro vestido con ropas medievales color dorado. De frente unas mujeres de vestidos largos lo escuchan.

La vida de un sirviente negro en la edad media. De Markus Schleinzer.

(Austria-Luxemburgo, 2018, 110 mins.) De Markus Schleinzer, con Ange Samuel Koffi D’Auila, Kenny Nzogang, Ryan Nzogang. La vida de Angelo, un africano nacido en el siglo XVIII y trasladado a Europa donde se convierte, primero en sirviente y luego en una atracción para la alta sociedad vienesa, es la médula de esta película basada en hechos reales. Dividido por capítulos, el filme sigue los pasos del hombre que, al casarse con una joven trabajadora, sufrirá el rechazo de la corte, haciéndole saber que su carácter de extraño no desaparecerá. El sobrio dispositivo narrativo y las cuidadas ambientaciones que utiliza el director configuran un examen tanto histórico como contemporáneo sobre la integración cultural, la identidad, la otredad y el racismo.

Cineteca Nacional: Av. México Coyoacán 389, Col. Xoco. Alcaldía Benito Juárez. C. P. 03330, Ciudad de México. Consulta horarios en: cinetecanacional.net

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.