Operación Libertad, ¿el inicio de una guerra civil en Venezuela?


Operación Libertad, ¿el inicio de una guerra civil en Venezuela?

VENEZUELA


Ana Esther Ceceña, Coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica analiza cuáles son los escenarios posibles para Venezuela.

Con la declaración de la llamada Operación Libertad de la oposición, en Venezuela la crisis se crispa.

Guaidó y Maduro convocan a venezolanos a salir a las calles

Este 30 de abril fue una jornada ríspida entre el fallido intento de toma del Palacio de Miraflores, la salida del líder opositor Leopoldo López del arresto domiciliario y su posterior ingreso a las embajadas de Chile y España junto con su familia, y los llamados del autoproclamado presidente Juan Guaidó para que los venezolanos se sumen a lo que llama Operación Libertad.

venezuela

Un manifestante de la oposición sostiene una pancarta contra el presidente venezolano Nicolás Maduro cuando participa en una manifestación en Caracas para conmemorar el primero de Mayo el 1 de mayo. Imagen: AFP

Las confrontaciones entre opositores al gobierno de Nicolás Maduro y la Guardia Nacional, en las últimas 24 horas han dejado decenas de heridos.

La oposición ha dicho que Operación Libertad es un camino sin retorno.

Al respecto, Ana Esther Ceceña, Coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica explica los posibles escenarios para el país sudamericano.

-¿Lo que ocurrió el 30 de abril puede marcar una ruta sin retorno?

-Hasta donde se ve ahora, no lograron romper a las fuerzas armadas, tampoco convencer al pueblo en general.  A menos que esta acción fuera la pantalla que está encubriendo otro tipo de acciones que arrancaron desde el mismo  momento, pero que en verdad se van a estar manifestado mas adelante, por eso no importaría que ésta no haya salido tan bien.

VENEZUELA

Los partidarios del líder opositor venezolano y el autoproclamado presidente interino Juan Guaido se enfrentan a fuerzas leales al presidente Nicolás Maduro luego de que miembros de la Guardia Nacional Bolivariana se unieron a la campaña de Guaido para expulsarlo, frente a la base militar La Carlota en Caracas el 30 de abril. Imagen: AFP.

La llamada Operación Libertad, hasta estos momentos un levantamiento a medias, analiza, “podría traer algo mas bajo el brazo”.

Detalla: “Podría ser una serie de acciones de desestabilización en el que se pensara implantar una serie de comandos como hicieron en Siria, que en puntos estratégicos empiecen a operar un poquito después de que pase este supuesto golpe, y entonces podrían hacer acciones que ponga en crisis a todo el país”.

Dichas acciones, explica, podrían ser similares a los apagones que han impactado las principales ciudades de Venezuela en las últimas semanas.

“El apagón fue como un precedente para ver cómo se preparaba el terreno, si el apagón provocaba caos muy grande, allí mismo ya hubieran intentado esta Operación Libertad, pero no lo lograron, y fue porque la gente comenzó a organizarse para ver cómo le hacía para funcionar incluso sin luz; esto muestra que no han encontrado el punto en el que la gente diga ‘ya basta, ya no aguanto más, y pase lo que tenga que pasar’”.

VENEZUELA

Los partidarios de las milicias del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hacen un desfile frente al Palacio Presidencial de Miraflores en Caracas. Imagen: AFP.

Hasta ahora, dice, “En Venezuela, a pesar de las condiciones tan mermadas que hay dentro porque el bloqueo es real, porque les han quitado recursos financieros por todos lados, porque si han dañado la vida cotidiana del pueblo venezolano, pero a pesar de eso los venezolanos quieren gobernarse por ellos mismos, resolver sus problemas internamente y no quieren intervención”.

Ante eso, analiza la experta en geopolítica, y doctora en Relaciones Económicas Internacionales por la Universidad Paris-Sorbona, los  opositores “Puede ser que tengan pensado algún otro tipo de acciones en las que pongan en juego crisis de los suministros básicos, y en la medida en que los toquen y sea muy difícil reorganizar a la gente, allí podría ser que esta situación de desorganización generalizada pueda provocar un caos que se convierta en un terreno fértil para cualquier cosa, incluso para una intervención directa”.

Aunque en las recientes horas se habla de la desarticulación de las movilizaciones, la situación se avista más conflictiva. La comunidad internacional se ha dividido entre los países que reconocen a Guaidó, como los del llamado Grupo de Lima, y los que apoyan a Maduro. Las severas amenazas de Jefes de Estado como Donald Trump, y los llamados de organismos internacionales.

VENEZUELA

Un hombre toma fotos de un autobús quemado en Caracas el 1 de mayo de 2019 después de un día de violentos enfrentamientos en las calles de la capital, estimulado por el llamado de los líderes de la oposición, Juan Guaido, a que se levanten contra el presidente Nicolás Maduro. Imagen: AFP

-¿Qué podría ocurrir en Venezuela?- se le pregunta Ana Esther Ceceña autora de numerosos libros sobre política y economía internacional.

-Que se genere un escenario de guerra civil, un escenario en el que el propio Estado se empiece a desdibujar, y una vez que el Estado se desdibuja hay un pretexto para decir que se trata de una guerra civil, que se tiende a desbordar y que los países de las fronteras tendrían que preocuparse; entonces podría haber un involucramiento de fuerzas armadas, que eso también se ha intentando ya desde hace tiempo. El Grupo de Lima es un camino para eso,  también lo sería, si hubiera, una coalición de los ejércitos de los países de alrededor. Aunque he visto que estos tienen mucha resistencia para hacerlo, porque se dan cuenta del riesgo tan grande; si ellos se meten a Venezuela, la guerra se les mete a ellos.

No obstante lo grave que para Venezuela plantea un escenario de guerra civil, las consecuencia no se circunscribirían a los límites de su territorio.

Alerta la geopolítica Ana Esther Ceceña: “Es un riesgo para todo el continente que celebremos golpes de Estado. No es posible que pensemos que vamos a vivir en paz si al vecino sí le dan un golpe de Estado pero a nosotros no, eso no se puede. Creo que si nuestra actitud es la de celebrar golpes de Estado más tarde o más temprano nos va a tocar a nosotros. Es decir, que no habrá ninguna normatividad mínima para garantizar que vamos a tener una vida en paz o con un relativo respeto democrático”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.