Descubren extraña ballena de cuatro patas y cola como la de las nutrias


Descubren extraña ballena de cuatro patas con pezuñas y cola parecida a la de las nutrias



Una Antigua ballena de cuatro patas con pezuñas y cola semejante a la de las nutrias fue descubierta en sedimentos marinos de las costas de Perú. La criatura, de casi 4 m de largo, vivió hace cerca de 42.6 millones de años y, al parecer, era capaz de caminar en la tierra y nadar en el mar.

Este hallazgo hace surgir preguntas sobre la evolución de los cetáceos, el grupo al que pertenecen las ballenas y los delfines. De acuerdo con el Museo de Historia Natural del Reino Unido, los ancestros terrestres de los cetáceos vivieron hace alrededor de 50 millones de años. Sin embargo, en algún momento, el Pakicetus, que tenía el tamaño de una cabra, y que ha sido encontrado en lo que actualmente es Pakistán e India, terminó habitando en el mar. A partir de este grupo, continuó evolucionando y dio como resultado las especies que podemos ver en la actualidad.

Las primeras ballenas de cuatro patas se limitaban, en gran medida, a Asia. El más reciente descubrimiento muestra que lograron cruzar el Atlántico y establecieron su hogar en lo que hoy es el Continente Americano. La criatura ha sido bautizada como Peregocetus pacificus, que significa “la ballena viajera que llegó al Pacífico”. Los detalles de su descubrimiento han sido informados en la revista Current Biology.

El misterioso hallazgo del cadáver de una ballena en la selva del Amazonas

En el artículo, el equipo, dirigido por Olivier Lambert, del Instituto Real Belga de Ciencias Naturales, señaló que el Peregocetus medía poco menos de 4 m de largo y tenía pequeñas pezuñas en las puntas de lo que habían sido sus patas. Tenía una larga cola similar a la que poseen actualmente las nutrias y los castores, así como membranas entre los dedos. El análisis de su morfología indica que pudo haber caminado en la tierra, pero que probablemente era un buen nadador.

“Lo más probable es que haya pasado la mayor parte de su tiempo en el agua, especialmente para alimentarse, ya que, ciertamente, era mejor nadando que caminando, pero podía haber vuelto a la tierra para descansar, quizás para reproducirse y realizar otras interacciones sociales, y posiblemente, también para dar a luz”, declaró Lambert a Newsweek.

Señaló que las características del Peregocetus eran “una combinación muy poco usual para un mamífero anfibio”. Tenía un hocico relativamente largo “con dientes fuertes”. Esto, dijo, indica que el Peregocetus se alimenta en el mar de peces medianos, atrapando a sus presas con los incisivos y cortando las con sus molares.

Añadió que otras antiguas ballenas generalmente eran más similares a las que se han hallado en Pakistán, pero no solían tener una cola parecida a la de las nutrias. “Fuera de India y Pakistán, los esqueletos de las antiguas ballenas cuadrúpedas no suelen estar tan completos, lo que hace que la comparación se vuelva más difícil. Pero, por ejemplo, en el Georgiacetus estadounidense, la cadera no estaba tan estrechamente unida al sacro, lo que significa que este animal tenía más dificultades para moverse en la tierra”.

FOTO: O LAMBERT

El equipo piensa que el Peregocetus llegó a Perú nadando a través del Atlántico Sur, y que la distancia habría sido la mitad de lo que es ahora debido al movimiento de los continentes. De ahí, las ballenas anfibias pudieron haberse trasladado hacia el norte, llegando, finalmente, a América del Norte.

Lambert señaló que ahora planean seguir buscando más especímenes en la Cuenca de Pisco en Perú: “Quizás encontremos el cráneo del Peregocetus, y otras ballenas anfibias geológicamente más antiguas”, señaló.

Jonathan Geisler, experto en historia evolutiva de los mamíferos del Instituto de Tecnología de Nueva York, y que no participó en el estudio, declaró a Newsweek que el descubrimiento de una antigua ballena en Perú era sorprendente.

“La anatomía de las piernas y de las patas es similar a la que puede verse en las ballenas más antiguas de Pakistán, por lo que este descubrimiento plantea importantes preguntas sobre las rutas que tomaron las primeras ballenas para dispersarse alrededor del mundo, así como sobre lo efectivas que eran moviéndose a través del agua”, afirmó Geisler. “¿Estaban confinadas a las aguas costeras o pudieron haber cruzado las cuencas oceánicas? Me emociona ver si este equipo puede encontrar más ballenas antiguas en Perú”.

Tesoros mayas y restos de animales extintos, los hallazgos dentro del Gran Acuífero

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.