Cardenal George Pell es condenado a seis años de prisión por pederastia


El cardenal George Pell es condenado a seis años de prisión por abusar de dos niños



El cardenal australiano George Pell, el más alto representante de la Iglesia católica que fue declarado culpable de pederastia, fue condenado el miércoles a seis años de cárcel por abusos cometidos contra niños.

El juez Peter Kidd, de una corte de la ciudad australiana de Melbourne, dijo que al definir la sentencia tuvo en cuenta los delitos “horribles” y la avanzada edad (77 años) del religioso. Pell se enfrentaba a una pena máxima de hasta 50 años por abusar de dos niños del coro de su iglesia en la década de 1990.

“Hay un nivel adicional de degradación y humillación que cada una de sus víctimas debió sentir al saber que el abuso que sufrieron fue visto por el otro”, dijo el juez.

El prelado fue hallado culpable en diciembre de cinco cargos de abusos sexuales contra dos monaguillos de 12 y 13 años en 1996 y 1997 en la sacristía de la catedral de Melbourne, en la que era arzobispo.

Un culpable en el Vaticano: Número tres en la jerarquía católica es condenado por pederastia

El religioso, quien defiende su inocencia, se mantuvo sentado e impasivo, mientras el juez Kidd describió los ataques contra los dos monaguillos.

Pell “podrá no vivir lo suficiente para ser liberado de la prisión”, dijo Kidd.

El cardenal fue obligado a firmar el registro de agresores sexuales y deberá cumplir un mínimo de tres años y ocho meses de cárcel de su sentencia general de seis años.

El cardenal también fue blanco de distintas acusaciones relativas a unos presuntos abusos cometidos contra varios niños en una piscina de Ballarat, la ciudad del sur de Australia de la que es originario, en el estado de Victoria, en los años 1970. Los fiscales australianos abandonaron el caso tras su condena.

Defensores de pederastas: así encubren los pecados de la Iglesia católica en México

George Pell se retiró de sus funciones en el Vaticano para defenderse, pero sobre el papel sigue apareciendo a la cabeza de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, es decir, el número tres del Vaticano.

Con información de AFP

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.