Cajas negras de los aviones: la información que se puede recuperar


Las cajas negras de los aviones: esta es la información que se puede recuperar

cajas-negras-aviones-recuperar-informacion


Luego del accidente del avión Boeing 737 Max 8 de Ethiopian Airlines que causó la muerte de las 157 personas a bordo, los investigadores anunciaron el lunes que habían recuperado las grabadoras electrónicas de datos de vuelo del vuelo.

Conocidas como cajas negras, estos dispositivos han destacado en los desastres aéreos en los últimos años, como el accidente de Lion Air en 2018 y la desaparición de un avión de Malaysia Airlines en 2014.

¿Qué son las cajas negras y qué pueden decirles a los investigadores?

Los grandes aviones comerciales llevan dos cajas negras para preservar una gran cantidad de datos importantes de vuelo. El término puede tener su origen en la Segunda Guerra Mundial, cuando los británicos guardaron dispositivos de radar ocultos en una carcasa negra en algunos aviones militares. Los primeros grabadores de datos de vuelo eran negros, pero ahora los dispositivos son de color naranja brillante para ayudar a la recuperación.

Los Boeing 737 MAX dejan de volar en Etiopía, China e Indonesia tras accidente

En los aviones de hoy, una caja negra conserva el audio de la cabina del piloto y otra registra datos como la altitud y la velocidad del aire, señala la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés). Las grabadoras de voz de cabina (CVR) con tarjetas de memoria de estado sólido almacenan hasta dos horas de audio capturado por micrófonos, mientras que la grabadora de datos de vuelo (FDR) de un avión conserva 25 horas de información.

Además de grabar conversaciones entre la tripulación de vuelo, los CVR escuchan información vital como los sonidos del motor y las comunicaciones con el control de tráfico aéreo. Para un investigador experto, los sonidos de botones y golpeteos que se escuchan en una cabina pueden revelar cosas como la velocidad y el fallo del sistema.

Algunos FDR registran más de 1,000 parámetros recopilados de sensores en todo el avión, desde la altitud y el tiempo hasta la posición de la aleta y la activación de la alarma de humo. En Estados Unidos, los FDR de los nuevos aviones deben registrar un mínimo de 88 parámetros, informa la NTSB. Los investigadores usan estos datos para producir simulaciones por computadora de los momentos antes de un desastre aéreo.

Encapsulados en capas de aluminio, aislamiento y acero o titanio, ambos dispositivos están diseñados para soportar condiciones extremas. Pueden soportar más de 2,000 grados Fahrenheit (1093 ºC) durante media hora y soportar la intensa presión del agua a 6 kilómetros debajo de la superficie del mar. También están diseñados para tolerar impactos de hasta 3,400 G, (3,400 veces la fuerza de la gravedad).

“El registrador de datos de vuelo te dirá cómo ocurrió un accidente”, dijo previamente a la BBC Greg Marshall de Flight Safety Foundation. “La grabadora de voz de la cabina te dirá por qué”.

Pero incluso estos grabadores resistentes tienen sus límites. Como los ingenieros expertos Yijun Yu y Andrew Smith escribieron para The Conversation en 2014, no son indestructibles, y los investigadores a veces tienen que juntar datos de partes residuales.

Lo que se sabe del avión de Ethiopian Airlines que se estrelló con 157 personas a bordo

Ambos dispositivos tienen balizas localizadoras bajo el agua, o “pingers”, que envían señales acústicas especiales cuando los grabadores están sumergidos. Esas señales pueden ayudar a los investigadores a encontrar cajas negras. Pero los pings solo suenan durante 30 días una vez que se activan, y luego la batería de la grabadora se agota.

Aunque almacenan audio y realizan un seguimiento de numerosos parámetros de vuelo, las cajas negras no suelen grabar imágenes o videos, y su capacidad de almacenamiento de datos es limitada. Además, si no se pueden ubicar, su información no sirve de nada.

Se han propuesto cajas que se desprenden de un avión en caso de un choque y flotan en el agua, según informó Reuters en 2015. Pero estos dispositivos, que a menudo se usan en aviones militares, son caros.

“Los registradores fijos actuales son altamente confiables y rentables, y es raro no recuperarlos”, dijo a la agencia Mike Poole, experto en registradores de vuelo quien trabajó para la Junta de Seguridad del Transporte de Canadá.

Poole comentó que los dispositivos que transmiten datos en tiempo real serían una solución más deseable que las cajas desplegables. Pero algunos expertos temen que los sistemas basados ​​en la nube puedan dejar los datos sensibles abiertos.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.