Cierran albergue en Piedras Negras tras conflictos y repatriación de migrantes


Cierran albergue en Piedras Negras tras conflictos y repatriación de migrantes



Tras el conflicto que se suscitó la semana pasada en el albergue temporal para migrantes ubicado en una zona bodeguera del municipio de Piedras Negras, y después del informe que avalaba las condiciones en las que se encontraban los migrantes refugiados, el gobierno municipal y estatal clausuraron definitivamente el lugar después de regular la estancia de la mayoría de los migrantes.

El presidente municipal de Piedras Negras, Claudio Mario Bres Garza, realizó la clausura frente a representantes de la Policía Federal, el Ejército, el gobierno del estado de Coahuila y el alcalde de Eagle Pass, Ramsey English Cantu, además de integrantes del clero. Al evento no asistieron representantes del Instituto Nacional de Migración (INAMI), situación que lamentó el edil de Piedras Negras, reconociendo la ayuda prestada para atender a los migrantes.

En el lugar se instalaron temporalmente alrededor de 1,800 migrantes, los cuales provenían de Guatemala, El Salvador y, principalmente, Honduras. La semana pasada, un grupo formado por aproximadamente 25 personas se manifestó al interior del refugio, inconformes por que las autoridades del lugar no les permitían el libre tránsito dentro y fuera del campamento.

Tras esta situación, las autoridades migratorias mexicanas detuvieron a 25 involucrados, por lo que fueron investigados y deportados por contar con antecedentes penales y ser miembros de la Mara Salvatrucha, 75 migrantes más fueron deportados sin especificar los motivos y otros 50 más pidieron su repatriación. Las personas que aún se encontraban en el albergue fueron reubicadas en otros albergues de diferentes estados.

Los migrantes llegaron el pasado 2 de febrero, provenientes de Querétaro y San Luis Potosí. Durante su paso por Coahuila, los migrantes fueron asistidos por personal del gobierno del estado y por instituciones privadas.

El domingo pasado, el representante legislativo de distrito 90 de Texas, Ramón Romero, junto con integrantes del gobierno de Coahuila y el Ejército, recorrieron el albergue para inspeccionar el estado en el que se encontraban las instalaciones, donde el legislador estadounidense se declaró “impresionado” por las atenciones que reciben los migrantes centroamericanos.

Actualmente, otra caravana de migrantes recorre el territorio mexicano, por lo que es posible que algunos de ellos lleguen a Coahuila. Autoridades del gobierno coahuilense declararon que no es posible atender una nueva caravana migrante debido al consumo de recursos de la última.

También puedes leer: El luto parece no tener fin

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.