Comerse el cabello... un hábito mortal | Newsweek México


Comerse el cabello… un hábito mortal



Hace unos días conmocionó al estado la muerte de una adolescente de 15 años que padecía tricofagia, también conocido como el síndrome de Rapunzel, el cual se caracteriza por la ingesta compulsiva de cabello.

De acuerdo con la Secretaria de Salud, el síndrome provoca que las personas ingieran su propio cabello, lo que causa una obstrucción en el aparato digestivo, principalmente en los intestinos.

Además, la patología está directamente relacionada con la tricotilomanía, que es la compulsividad de arrancarse el cabello. Este padecimiento se asocia con problemas de depresión, ansiedad y baja autoestima. Puede provocar desde pequeñas pérdidas de cabello hasta calvicie severa.

El tratamiento para este padecimiento, según lo indica la Secretaría, incluye un proceso farmacológico, psiquiátrico y psicológico, en el cual se determina la causa del trastorno y se proporciona la terapia adecuada. Además, pueden utilizarse métodos de barrera como cintas especiales en los dedos, gorras y diademas que controlen los impulsos de los afectados.

La Secretaría también indica que el síndrome de Rapunzel suele presentarse a edades tempranas en ambos sexos. En un artículo publicado en la revista Muy Interesante se explica que el tracto gastrointestinal humano no tiene la capacidad para digerir el cabello, lo que provoca la acumulación de pelo en el estómago por un tiempo prolongado y que la única manera de extraerlo es a través de un método quirúrgico. Además, informó que dicho padecimiento provoca diarrea y pérdida de peso.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.