"No puedo respirar" fueron las últimas palabras de Khashoggi: CNN


“No puedo respirar” fueron las últimas palabras de Khashoggi, dice fuente a CNN

audio-palabras-khashoggi-cnn


Una fuente que leyó la transcripción del audio del asesinato de Jamal Khashoggi afirmó a la CNN que se trató de un plan premeditado en contra del periodista mas no un interrogatorio fallido, y dijo que sus últimas palabras fueron “no puedo respirar”.

Según la persona informada sobre la investigación del asesinato del columnista del Washington Post, la transcripción sugiere que se hacen una serie de llamadas telefónicas, informándoles sobre el progreso.

En el audio, de acuerdo con la fuente, escucha cómo Khashoggi luchan contra un grupo de personas decididas a matarlo.

“La transcripción toma nota de los sonidos del cuerpo de Khashoggi desmembrados por una sierra, ya que se recomienda a los presuntos autores que escuchen música para bloquear el sonido”, explica la CNN.

Khashoggi, un periodista saudita crítico con los gobernantes del reino y colaborador del Washington Post, fue asesinado el 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudita en Estambul.

El príncipe heredero Mohamed bin Salman niega estar implicado en los hechos, pero autoridades turcas bajo cobertura del anonimato lo acusan de haber planeado la operación.

Aunque el presidente estadounidense, Donald Trump, apoya a MBS, la semana pasada varios senadores republicanos —que fueron informados a puertas cerradas de las conclusiones de la CIA— afirmaron no tener “ninguna duda” de que el príncipe heredero “ordenó” el asesinato.

Tras haber afirmado en un primer momento que Khashoggi había salido vivo del consulado en Estambul, Riad acabó reconociendo, bajo la presión internacional, que el periodista había sido asesinado y descuartizado en el interior de la legación.

Niegan extraditar a sospechosos

Riad se negó a extraditar a Turquía a dos personas sospechosas de estar implicadas en el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi en Estambul, afirmó este domingo el ministro de Relaciones Exteriores saudita, Adel al Jubeir, en respuesta al pedido de Ankara.

Turquía había pedido el miércoles la detención de Ahmed al Asiri y Saud al Qatani, cercanos al príncipe heredero y sospechosos de “formar parte de los planificadores” del asesinato, según el requerimiento transmitido por el fiscal general de Estambul.

“Nosotros no extraditamos a nuestros ciudadanos”, anunció Jubeir en una rueda de prensa en Riad.

Estos hombres fueron destituidos de su cargo el 20 de octubre cuando una tormenta diplomática sacudió a Riad al revelarse el asesinato de Khashoggi, en un caso que empañó enormemente la imagen del país y de Mohamed bin Salmán.

Con información de AFP

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.