Rengen y las soluciones energéticas para México | Newsweek México


Rengen y las soluciones energéticas para México

rengen-soluciones-energeticas-mexico


Como fundador de una de las empresas líderes en el segmento energético, Óscar Scolari Romero se declara optimista frente a los nuevos horizontes que se abren para el país respecto a la generación de energías.

 

Tijuanense, ingeniero industrial egresado de la UNAM, Óscar Scolari Romero es, sobre todo, un visionario. En 2004, cuando fundó la empresa Rengen Energy Solutions, tenía en la mira que el segmento energético crecería más que nunca y que, incluso, tanto el sector privado como el público requerirían de apoyo especializado.

Parte importante de su vaticinio se cumplió en diciembre de 2013, cuando el Ejecutivo promulgó la reforma energética de México. Hoy en día, Rengen se ostenta como la compañía líder en la creación e implementación de soluciones energéticas y de petróleo y gas y se caracteriza por ser la única empresa “One Stop Energy Shop”.

El concepto “One Stop Energy Shop” se refiere al desarrollo de proyectos desde su estructuración y diseño hasta su construcción y operación. Es decir, la empresa cuenta con la capacidad de proporcionar una solución integral que se adapte a cualquier tipo de necesidades.

“Rengen es una empresa cien por ciento mexicana que se dedica a proveer servicios a la industria ‘oil and gas’ y al sector energético de electricidad: generación, distribución, transportación, etcétera”, cuenta Scolari Romero entrevistado por Newsweek en Español. “Empezamos como una firma de ingeniería y, después, nos volvimos una empresa representante de compañías tanto nacionales como internacionales que proveían servicios y productos para la industria petrolera y de energía”.

“Luego —continúa el CEO de Rengen— empezamos a fabricar partes de los servicios y equipos que estábamos representando. Pero, al paso del tiempo, los compradores, ya no nada más los mexicanos y la CFE, sino una serie de empresas que habían crecido, comenzaron a exigirnos servicios más integrados, esto es, ya no querían solo comprar una bomba, una turbina o un compresor, sino que se los ensambláramos, se los instaláramos y los enseñáramos a operarlos”.

Si bien Rengen comenzó operaciones hace una década y media, Scolari Romero cuenta con una experiencia de más de 40 años en la industria energética. En ese tiempo ha atendido diversos proyectos de ingeniería y construcción para CFE, Pemex, Conagua, el GCDMX y compañías privadas como Peñoles, Polioles y Marsori.

Además de México, hoy Rengen tiene presencia en Panamá, Guatemala, el Caribe y España. Su nómina laboral de planta suma más de 300 empleados y como empresa cuenta con los certificados ISO 9001, 14001 y 18001.

“La reforma energética nos abrió una mayor posibilidad de participación”, reflexiona el empresario. Continúa: “Antes eran actividades reservadas exclusivamente para el Estado, y hoy por hoy emergen empresas privadas que estamos ofreciendo servicios. Además, la reforma logró algo muy importante; antes participábamos como subcontratistas de las grandes empresas internacionales, pero eso no nos contaba como experiencia para presentar ofertas como compañía independiente. Eso cambió, y ahora, cuando hemos sido subcontratistas, nos vale esa experiencia para presentarnos como empresa independiente ante Pemex o la CFE. Es muy importante el surgimiento de empresas mexicanas”.

FOTO: ANTONIO CRUZ

—¿Cómo se explica el modelo de negocios detrás de Rengen?

—Tenemos representaciones de empresas de Estados Unidos y Europa que manejan productos de primera calidad y de altísima tecnología. Basados en eso, y con la experiencia que tenemos, vamos con nuestros clientes y les confeccionamos un producto a la medida. Sabemos qué necesidad tienen y vemos cómo podemos armar un paquete de generación o de comprensión de gas, para bombeo de crudo o de productos líquidos, de una terminal de almacenamiento o de un ducto de acuerdo con sus necesidades específicas. No somos una compañía constructora, somos una empresa que tiene mucha experiencia en equipos sofisticados, en sistemas de control, de medición, ingeniería. Todo eso es nuestra base y la hemos ido integrando. Eso nos hace una compañía única en el mercado.

—Cuando se habla de energía, el tema medioambiental es ineludible. ¿En qué concepto lo tienen en Rengen?

—Es muy importante. No hay que olvidar que las emisiones al aire y los efluentes se tienen que controlar. Un proceso puede volverse muy caro por la cantidad de equipo y tecnología que lleva en los sistemas de mitigación, y nosotros como Rengen representamos a compañías que están a la vanguardia en el desarrollo de productos, equipos y servicios para mitigar las emisiones al medioambiente y los efluentes que pueden salir de una planta. Hay plantas cuyo 40 por ciento de su valor corresponde solo a los equipos para control ambiental. Es muy necesario estar consciente de lo que se emite al medioambiente.

—¿Por esa razón instrumentaron ese programa llamado “Waste to Energy”?

—Como una empresa dedicada a este segmento hemos buscado alternativas de generación de energía que solucionen problemas medioambientales. Tenemos una tecnología que hemos tropicalizado, consiste en tomar la basura, residuos sólidos urbanos, y transformarlos en energía. No como una solución de energía, sino como una solución para la basura con la cual no sabemos qué hacer. Ahí el subproducto es generar un poco de energía eléctrica que mitigue costos. Hoy por hoy el país no puede seguir enterrando residuos, contaminando el subsuelo, generando todo eso que contamina los mantos freáticos, por eso pusimos en marcha el programa “Waste to Energy”.

—Desde su perspectiva ¿cómo está la industria de las soluciones energéticas?

—México es un país que crece. Pensamos que va a crecer aún más. El 70 por ciento de la población, de acuerdo con cifras del INEGI, tiene menos de 30 años y requiere servicios, infraestructura, casas, hoteles, carretera, etcétera, y todo eso necesita y demanda energía eléctrica, gas, transportación de combustible. La energía mueve al mundo y mueve a México. Y Rengen está posicionado en ese mercado precisamente para satisfacer los requerimientos del país y ofrecer energía buena, bonita, barata y limpia.

—¿Cuál es su visión sobre esta industria rumbo a los nuevos tiempos?

—El nuevo gobierno dice que va a invertir en estos dos sectores, y para nosotros esas noticias son buenas porque es precisamente el sector en donde estamos. Los retos son los financiamientos para hacerle frente a esos proyectos. El reto es la tecnología, pues siempre tenemos que estar a la vanguardia para buscar y obtener la mejor del mundo e implementarla en nuestro país. El reto en generación de energía eléctrica es muy importante, la reserva que se tiene hoy es bajísima, se necesita inversión en el sector. El reto también son los ductos para llevar gas natural a áreas en donde todavía no se tiene, y no solamente para generación de energía, sino como polos de desarrollo. Y en Rengen tenemos soluciones para todos esos factores.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.