Acusan a migrante mexicano de atacar a tripulantes de un barco en EE. UU. | Newsweek México


Acusan a migrante mexicano de atacar a tripulantes de un barco en EE. UU.



Un ciudadano mexicano que trabajaba como pescador Massachussets, Estados Unidos, está acusado de atacar a tres de sus compañeros de tripulación –uno de ellos fatalmente– con un cuchillo y un martillo, informaron autoridades locales.

De acuerdo con la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Massachusetts, Franklin Freddy Meave Vázquez, de 27 años, enfrenta un cargo de asesinato y otro de intento de homicidio dentro de la jurisdicción marítima y territorial especial estadounidense. El hombre, que se encuentra detenido, se presentará ante un tribunal de Boston en una fecha posterior.

Meave Vázquez fue uno de los siete miembros de la tripulación que navegó el domingo a bordo del Capitán Billy Heaver, un barco de pesca a unos 88 kilómetros de la costa Nantucket.

La denuncia judicial citada por Newsweek detalla que la Guardia Costera y un crucero alemán respondieron a un llamado de socorro hacia las 14:30. Uno de los sobrevivientes, identificado con las iniciales “R.H.”, contó a los investigadores del FBI que oyó “gritos en la cubierta”. Pero que, al voltear, Vázquez usó el martillo que blandía para propinarle “tres golpes en la nuca [y] caí sobre la cubierta”, añade el texto.

Durante la trifulca en la embarcación, el lesionado “R.H.” afirma que cayó después de Vázquez lo atacara con el martillo, dejándolo aturdido y bañado en sangre. “R.H.” recuerda que “J.S.”, otro compañero de la tripulación, yacía tendido e inerte en la cubierta, y que “había sangre escurriéndole de la boca”, precisa la denuncia.

El documento agrega que “R.H.” dijo haber mirado hacia arriba y que “vio a Vázquez con un martillo en una mano y un cuchillo en la otra”; y afirmó que el presunto agresor gruñó: “No te muevas de allí”.

Incapacitado por las lesiones, “R.H.” permaneció inmóvil mientras oía a sus compañeros en la bodega de hielo, bajo cubierta. Asegura que uno de ellos -identificado como “J.Z.”- apareció entonces y, presuntamente, Vázquez también “[lo] golpeó con el martillo”, refiere a denuncia.

Según el documento en poder de Newsweek, cuando llegó el capitán, Vázquez retrocedió frente a la tripulación que intentaba “capturarlo”. El hombre logró trepar por el mástil del navío, “sujetando un martillo y un cuchillo mientras subía. Luego arrojó el cuchillo a la cubierta”.

El barco hizo un llamado de socorro, al que respondieron la Guardia Costera y el crucero alemán Mein Schiff 6. El médico del crucero trató a los dos tripulantes lesionados y declaró muerto al tercero.

Una agresión previa

La esposa de Meave Vázquez sufrió también agresiones, reveló la familia de la joven a Newsweek.

Lindsay McDannold, la suegra del pescador mexicano, dijo al medio que en marzo la pareja se enfrascó en un altercado que terminó en violencia. “La estranguló para sacarle la información”, contó la mujer, explicando que él había exigido información personal a su hija para tramitar su ciudadanía.

“Mi hija lo empujó, pero Freddy la sujetó del cabello, la forzó a subir por la escalera y la estranguló. En esencia, estaba torturándola. Ella perdía el sentido y, cuando volvía en sí, la estrangulaba otra vez”, relató Shelby McDannold, padre de la esposa adolescente (de 19 años).

La noche de la presunta golpiza, la esposa adolescente de Vázquez (a quien Newsweek no identifica por su nombre) reunió la fuerza suficiente para comunicarse con una amiga, quien la llevó a un refugio. La joven, detalla el medio, aún padece las secuelas de aquella noche y, apenas este lunes, reveló a sus padres otro supuesto incidente en el que su marido “le puso un cuchillo en la garganta”.

“Había marcas en su cuello; la asfixia hizo que estallaran los vasos sanguíneos de su cara; tenía moretones en los brazos y en un costado; y magulladuras en el pecho porque se sentó sobre ella para golpearla”, enumeró Lindsay McDannold, describiendo las lesiones que sufrió su hija el 8 de marzo, durante la agresión de Vázquez.

Vázquez fue detenido y luego puesto en libertad condicional durante dos años y, el 20 de mayo de 2020, un juzgado juvenil habría de revisar su situación, confirmó un secretario del tribunal entrevistado por Newsweek. Sin embargo, la nueva acusación de homicidio ha brindado un cierto respiro a los McDannold.

“El único consuelo es que nunca volverá a ser una amenaza para mi hija”, declaró Lindsay McDannold.

Con información de ML Nestel para Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.