Los niños tailandeses rescatados se convertirán en monjes en honor al buzo voluntario fallecido


Los niños tailandeses rescatados se convertirán en monjes en honor al buzo voluntario fallecido



Once de los 12 niños y el entrenador de fútbol que fueron rescatados de una cueva de Tailandia, comenzaron ceremonias para entrar a un monasterio budista.

¿La razón? Las familias de los rescatados hicieron una promesa de que se tendría ese agradecimiento tras ser rescatados y para honrar la memoria del buzo que falleció mientras participó en las maniobras de rescate, Samar Kunan.

Chanel News Asia, expresó que la ceremonia de iniciación fue fue transmitida en vivo en Facebook por las autoridades locales. Se explicó que a partir de ese momento, comienza proceso por el cual los niños vivirán durante nueve días en un templo budista.

“Realizarán un retiro de nueve días”, declaró a la prensa el gobernador de Chaing Rai, Prachon Pratsakul. “Once (de los doce niños)serán novicios y su entrenador se hará monje”, explicó haciendo referencia al entrenador de fútbol Ekkapol Chantawong, que ya ejerció como novicio y ayudó a los niños a mantener la calma en la cueva hasta que fueron rescatados entre el 8 y el 10 de julio.

Los doce niños y su entrenador de fútbol que estuvieron atrapados durante dos semanas en una cueva en Tailandia participaron este jueves en una ceremonia en un templo budista después de que el miércoles les dieran el alta médica.

Les pusieron cuerdecillas blancas en la cabeza durante una serie de rituales para que tengan suerte y sean felices. También homenajearon al buzo tailandés que falleció durante la compleja operación de rescate.

La participación en esta ceremonia budista en el templo de Pha That Doi Wao, en la frontera con Birmania, se trata de su segunda aparición pública. Las autoridades tailandesas pidieron a los medios de comunicación que los dejen tranquilos durante un mes.

Según aconsejaron los psiquiatras, los niños deberían volver a la escuela y recuperar una vida normal lo más pronto posible.

Todos ellos salieron este miércoles del hospital y explicaron en una rueda de prensa cómo sobrevivieron sin comer y bebiendo sólo agua durante nueve días, sin ningún contacto con el exterior.

Estos jóvenes, que formaban parte del equipo de fútbol de los “Jabalíes salvajes, quedaron atrapados el 23 de junio y algunos de ellos no salieron hasta el 10 de julio de la cueva de Tham Luang, una de las más grandes en Tailandia.

(Con información de AFP).

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.