Detecta ASF evasión de ISR, pagos irregulares y opacidad en Servicios de Salud de Oaxaca


Detecta ASF evasión de ISR, pagos irregulares y opacidad en Servicios de Salud de Oaxaca



Ante la falta evidencia de cumplimiento por parte de los Servicios de Salud de Oaxaca del pago de Impuesto Sobre la Renta (ISR) por un monto de 474 millones 528 mil 932 pesos correspondientes a 2017, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), solicitó al Servicio de Administración Tributaria (SAT), que realice una investigación a este ente del gobierno del estado.

De acuerdo al pliego de observaciones de la auditoría 2017-A-20000-15-1176-06-005, correspondiente a la Cuenta Pública 2017, –correspondiente al primer año de gobierno de Alejandro Murat Hinojosa– la ASF corroboró que la Secretaría realizó las retenciones globales del ISR por sueldos y salarios por 845 millones 618 mil pesos, pero no presentó la evidencia del pago al SAT por la cantidad antes mencionada.

El ente fiscalizador realizó una revisión de una muestra del 87.3 por ciento de los recursos federales transferidos durante el ejercicio fiscal 2017 por concepto del Fondo de Aportaciones a los Servicios de Salud de Oaxaca, es decir, tres mil 629 millones 904 mil pesos, de un total de cuatro mil 159 millones 515 mil siete pesos.

Entre las observaciones efectuadas al ejercicio de esos recursos, la ASF presumió un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto  de 264 millones 31 mil 554 pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta bancaria de la Tesorería de la Federación.

Lo anterior debido a que la cuenta bancaria del FASSA 2017 de los SSO reportó un saldo por 16 millones de pesos al 31 de diciembre de 2017, importe que difiere con el Informe del Ejercicio del Recurso de enero a diciembre 2017 que reconocía recursos no ejercidos por 264 millones 47 mil ocho pesos.

Además, de acuerdo a las verificaciones realizadas, la Auditoría encontró pagos a trabajadores que dejaron de laborar en la institución, por nueve millones 406 mil 759 pesos; así como otorgamiento de beneficios económicos a 12 trabajadores presuntamente sindicalizados, los cuales carecían de constancias de comisión, esto por un monto de un millón 407 mil 90 pesos.

En materia de pago de nómina, la Auditoría halló un “probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 29 millones 252 mil 628.26 pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta bancaria de la Tesorería de la Federación, por realizar pagos improcedentes a 129 personas que no se encontraban laborando en las unidades médicas y de los cuales no se proporcionaron las justificaciones de las ausencias”.

En enero de 2018, cuando fue nombrado titular de la Secretaría de Salud, Juan Díaz Pimentel, el funcionario suspendió pagos a trabajadores “regularizados” y “formalizados”, tras denunciar la presencia de al menos tres mil aviadores.

Así también señaló que el pago irregular a estas personas provocaba desvíos de recursos y que lo dispuesto para el pago de impuestos, Fondo de Vivienda y de seguridad social se destinara a nómina.

Los trabajadores comenzaron entonces un paro de actividades que tras un mes, generó la salida de Díaz Pimentel, y hasta el momento no ha existido el nombramiento de un secretario de Salud en la entidad.

La Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSSA), afirmó que realizaba reuniones en el ámbito nacional para conocer lo referente al desvío de ISR, Fondo de Vivienda y para el retiro, así como seguridad social, sin que hasta el momento se hayan informado los avances de las mesas de trabajo.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.