Zoa, un refugio entre el mar y la arena de Oaxaca

Zoa, un refugio entre el mar y la arena de Oaxaca

hotel


Enclavado en un pasaje secreto de Mazunte, este exclusivo hotel boutique hará que tus vacaciones sean una experiencia deleitosa e inolvidable.

 

Cada año millones de turistas del mundo buscan rincones donde puedan descansar la mirada, lejos de las ciudades de sus rutinas diarias; lugares en donde las redes sociales no invadan el silencio; espacios cómodos con atención personalizada que permitan recuperar la energía desgastada.

Mazunte esconde uno de esos espacios perfectos: un hotel boutique en el que la privacidad es el lujo mejor pagado. Zoa Hotel Secreto tiene cinco habitaciones que durante siete años ha dado refugio a sus visitantes.

Francisco Valdés, creador del hotel, habló con Newsweek en Español sobre su lugar secreto en Mazunte. “Nos enfocamos en un turismo high end (de alto poder adquisitivo). Sabemos que nuestros huéspedes buscan comodidad y privacidad. La gente viene a vivir una experiencia en la que se come de maravilla, se descansa y disfruta de las vistas y de todo lo que hay en el Pacífico, en especial de la costa oaxaqueña”.

Añade: “Nos hemos dado cuenta de que cada vez más la gente está cansada de los grandes hoteles llenos de personas y actividades. Este lugar está enfocado a parejas, no se aceptan niños menores de 16 años, pues la idea es que la gente pueda ir y descansar”.

Mazunte es un pueblo mágico en el que hay playas certificadas a escala nacional como playas limpias. Comúnmente, el turismo que viaja a esta región de Oaxaca es de personas jóvenes que buscan una vacación barata más allá de comodidades como el aire acondicionado o sábanas de 4,000 hilos. Sin embargo, ya hay opciones para gozar de la belleza de Mazunte a todo lujo.

“Hemos encontrado una oportunidad al proveer de confort; al dar un servicio personalizado. En Zoa tenemos un chef que atiende las distintas preferencias alimentarias de los huéspedes. Tenemos un huerto y la comida que gira en torno a la pesca del día. El chef va todos los días a Puerto Ángel a elegir lo que se pesca y, en función de lo que quieren los huéspedes y lo que recién se sacó del mar, elabora los menús. Hemos encontrado que en este tipo de vacaciones, la gente busca comer sano y de muy buena calidad”, explica Francisco, quien asegura que Zoa es una oferta única en toda la zona de la costa oaxaqueña.

Es un lujo que el pescado no tarde más de 12 horas del mar a tu mesa. Además, en Zoa no hay horarios en las comidas, los huéspedes pueden desayunar y comer a la hora que lo deseen, “solo la cena tiene un límite para que el chef pueda dormir bien”.

Francisco lo describe como “tu casa en la playa”, y es que en realidad lo que pretenden es que te sientas tan cómodo como lo haces en tu propia casa, con la ligera diferencia de que tus necesidades serán atendidas en todo momento.

Otra particularidad del hotel es que, literalmente, fue edificado a mano. “A la hora de construir no pudo entrar ninguna máquina a hacerlo porque el terreno está en un acantilado y es una pendiente, entonces llevamos a mano piedra tras piedra, por eso nos tardamos cuatro años en construir”, cuenta Francisco, quien ha dedicado más de 12 años a este proyecto.

Mazunte es un destino ideal, pues además de ofrecer playas hermosas presenta un clima estable todo el año: no hay época de frío, lo cual es muy atractivo para viajeros europeos o estadounidenses que huyen del frío de sus países por largas temporadas.

“Hoy tenemos una oferta sólida, ya probada con turistas nacionales y extranjeros (50/50). En temporada alta (noviembre-marzo) se tiene que reservar con varios meses de anticipación”, aconseja Francisco, quien también recomienda una estancia mínima de cuatro días para aprovechar al máximo lo que ofrece el hotel: foro al aire libre en donde puedes cenar viendo películas, albercas, cabañas de masaje, playa privada con una cueva, zona de descanso y de lectura, miradores y un huerto.

 

CÓMO LLEGAR

Desde la Ciudad de México, Aeroméxico, Interjet, VivaAerobus y Volaris vuelan directo al Aeropuerto Internacional Bahías de Huatulco. Desde allí, Mazunte está situado aproximadamente a una hora hacia el oeste por la Carretera Federal 200; se puede rentar auto o tomar un taxi.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.