Los hombres negros arrestados en Starbucks logran acuerdo con la ciudad de Filadelfia


Los hombres negros arrestados en Starbucks logran acuerdo con la ciudad de Filadelfia

negros-starbucks-acuerdo-filadelfia


Los dos hombres negros arrestados en un Starbucks de Filadelfia por no ordenar nada alcanzaron un acuerdo con el gobierno local. De acuerdo con The Associated Press, aceptaron un dólar para cada uno y la promesa de que los funcionarios establezcan un programa de 200 mil dólares para jóvenes emprendedores.

Donte Robinson, Rashon Nelson y su abogado dijeron a la agencia que el acuerdo era un esfuerzo para asegurar un beneficio luego del incidente en la cafetería. “Pensamos mucho en ello y sentimos que esta es la mejor manera de ver ese cambio que queremos ver”, dijo Robinson.

El programa de emprendedores, añadió la agencia, será para los estudiantes de escuelas secundarias públicas de Filadelfia.

El 12 de abril se difundió un video que muestra cómo los hombres son arrestados dentro de un Starbucks en Filadelfia por no no ordenar nada. La grabación muestra cómo los dos hombres son escoltados, con las esposas en las muñecas, afuera del establecimiento y cómo los testigos les preguntan a los policías por qué se los llevan.

Según Melissa DePino, quien publicó el video en la red social, los empleados “llamaron a la policía porque esto hombres no habían ordenado nada. Estaban esperando que llegara un amigo, quien lo hizo cuando ellos eran sacados”.

Su publicación hasta el momento tiene más de 11 millones de reproducciones, ha sido compartido 184 mil veces y desató una ola de protestas, que acusaron a la multinacional de discriminación racial y llamaron a boicotearla.

Como respuesta, Starbucks emitió una disculpa y anunció el cierre de todas sus sucursales en Estados Unidos la tarde del 29 de mayo para capacitar a sus empleados. “Pasé los últimos días en Filadelfia con mi equipo de liderazgo escuchando a la comunidad, aprendiendo lo que hicimos mal y los pasos que debemos seguir para solucionarlo”, dijo el presidente general de Starbucks, Kevin Johnson.

El jefe de la policía de Filadelfia, Richard Ross, quien había apoyado la acción de sus agentes, pidió luego disculpas y aceptó que “falló miserablemente”.

“Debería haber dicho que los oficiales actuaron dentro del alcance de la ley y no que no hayan hecho nada malo” comentó el comisario y señaló que “las palabras son muy importantes”, dijo.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.