"La intimidación convirtió a mi hijo en asesino", dice padre del atacante de Texas


“La intimidación convirtió a mi hijo en asesino”, dice padre del atacante de Texas

intimidación-asesino-atacante-texas


El padre del joven de 17 años acusado de matar a 10 personas en una escuela secundaria en Santa Fe, Texas, dijo este lunes que su hijo era un “buen chico” y que había sido “maltratado en la escuela”.

Antonios Pagourtzis dijo en una breve entrevista con The Wall Street Journal que su hijo Dimitrios fue intimidado y cree que la intimidación puede haber convertido a su hijo en un asesino.

Pagourtzis dijo que su hijo fue intimidado y “creo que eso es lo que había detrás” del tiroteo.

 

Dimitrios Pagourtzis, quien tiene 17 años, está preso sin fianza después de haber ingresado a la Escuela Santa Fe el 18 de mayo, armado con una escopeta y una pistola calibre .38 y haber matado a tiros a ocho estudiantes y dos maestros. Según la policía, admitió haber disparado.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que las armas presuntamente utilizadas por Dimitrios Pagourtzis pertenecían a su padre, quien no quiso decir a la publicación cómo su hijo podría haberlas adquirido.

En una entrevista con la televisión griega Antenna Television el sábado, Antonios Pagourtzis dijo que su hijo no era un alborotador.

“Él nunca tuvo una pelea con nadie. No sé lo que pasó “, dijo. “Espero que Dios nos ayude a mí y a mi familia a entender. Todos estamos devastados. Hubiera sido mejor si él me hubiera disparado”.

Sostuvo que cree que su hijo estaba bajo mucha presión, quizás porque los compañeros se burlaban de él.

“Algo debió haber pasado recientemente, esta semana pasada”, dijo el padre en declaraciones retomadas por la agencia de noticias Associated Press.

“Probablemente alguien vino a lastimarlo y como era un chico corpulento, no sé qué habría pasado. No sé qué pasó. Solo puedo decir lo que sospecho, como padre”.

El abogado del joven, Nicholas Poehl, declaró a la prensa que está investigando la posibilidad de que el joven fue maltratado por maestros, especialmente después de leer denuncias de que era abusado por los entrenadores de fútbol americano.

Dijo que cuando vio a Dimitrios el sábado durante 20 minutos durante una visita a la cárcel, su hijo estaba agachado.

“No podía mirarme a los ojos. Él está confundido, no puede recordar lo que pasó. Dijo que quiere disculparse con sus hermanas. Dijo que será fuerte y nos ayudará a todos”, dijo Pagourtzis.

Sadie Rodríguez, la madre de una de las víctimas, le dijo el sábado a Associated Press, que creía que Dimitrios Pagourtzis había señalado deliberadamente a su hija, Shana Fisher, de 16 años, en el tiroteo masivo del viernes porque lo había rechazado.

“Siguió insistiendo con ella y ella repetidamente le dijo que no”, contó Rodríguez. “Continuó poniéndose más agresivo”.

Rodríguez dijo que la semana antes del tiroteo, Fisher “se puso de pie ante él” y lo “avergonzó en clase”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.