En Inglaterra y Escocia, llega más rápido un pedido de cocaína que una pizza: estudio


En Inglaterra y Escocia, llega más rápido un pedido de cocaína que una pizza: estudio

inglaterra-escocia-cocaína-pizza


En Inglaterra y Escocia, la cocaína puede llegar más rápido que una pizza, de acuerdo con un estudio reciente sobre las drogas en el mundo.

Más de un tercio de los usuarios de cocaína de los 1,000 que fueron encuestados en Inglaterra y 500 en Escocia señalaron que podían recibir en su domicilio esa sustancia ilegal en un lapso de media hora. Esa cifra coloca a ambos países en el quinto y sexto lugares de la clasificación global mundial.

En el Estudio Global sobre el Uso de Drogas de 2018, publicado este miércoles, también se reveló que solo 12 por ciento de las personas en Inglaterra y 19 por ciento en Escocia señalaron que una pizza llegaría en 30 minutos.

 

De los 15,000 consumidores de cocaína encuestados en todo el mundo, alrededor de 30.3 por ciento afirmaron que podían recibir sus drogas en su domicilio en un lapso de media hora. Por otra parte, solo 16.5 por ciento dijo que podía recibir una pizza en el mismo tiempo.

En la encuesta se descubrió que Brasil es el país con la entrega más rápida de la sustancia de Clase A, ya que 45 por ciento de las personas señaló que podía esperar su entrega en un lapso de media hora o menos. Australia es una de las regiones menos expuestas a la droga.

En el informe también se encontró que, en tiempos recientes, los distribuidores de drogas han estado compitiendo en relación con la calidad de su producto y la velocidad de entrega.

“Dado que muchas ciudades están vigiladas con cámaras de circuito cerrado, el comercio tradicional de droga en las calles se ha vuelto cada vez menos atractivo para muchos distribuidores y consumidores”, se indica en el informe. “Por otra parte, los mercados a través de la darknet o ‘Internet oscura’ permiten que las drogas se entreguen a través del buzón, y el crecimiento de las plataformas de redes sociales encriptadas hace que los pedidos sean relativamente seguros”.

También se encontró que los usuarios de drogas escoceses consumen, en promedio, más del doble de cocaína en una sola sesión que el promedio mundial, una cifra que, en opinión de los científicos, podría deberse a la baja calidad del fármaco en la región.

“Vemos a personas de todos los estratos sociales destruidas por la adicción a la cocaína. Esta se ha vuelto tan frecuente que, aunque algunas personas salen a comprarla, otras, como se muestra en este estudio mundial sobre el uso de drogas, simplemente la piden a domicilio”, declaró a Newsweek el Dr. Niall Campbell, psiquiatra consultor del Hospital Priory en Roehampton. “Hemos visto a personas de todas las edades consumiendo cocaína. Las personas comienzan a usarla de manera social y luego lo hacen a solas, lo cual da inicio a una espiral descendente… su vida se convierte en un caos”.

“No se trata solo de los jóvenes. Las personas mayores que comenzaron fumando mariguana y tomando anfetaminas han pasado a consumir cocaína”.

“Es muy importante que los servicios de salud de primera línea cuenten con los recursos para responder a este problema emergente y que consideren el uso de servicios dirigidos a las personas que podrían pensar que su uso no es problemático”, declaró a HuffPost Katy MacLeod, del Foro Escocés sobre Drogas.

En 2018, el Estudio Mundial sobre el Uso de Drogas se puso en contacto con 140,000 usuarios de 44 países diferentes. Este reporte anual se centra en el uso de drogas recreativas y su impacto en la salud individual y en la comunidad.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.