Los hongos mágicos se hicieron alucinógenos para evitar ser comidos

Una investigación nueva sugiere que los efectos psicodélicos que buscamos en los hongos mágicos —mayor enfoque, creatividad y sensaciones de tranquilidad— en realidad están pensados para ahuyentarnos.