Gustavo continúa estudios, a pesar de discriminación | Newsweek México


Gustavo continúa estudios, a pesar de discriminación



Sara Elizondo I Pachuca

Celene Morales Montiel es madre de Gustavo, un joven de 17 años con síndrome de Down, quien cursa el primer año de secundaria. En entrevista con Criterio, narró su experiencia en la crianza de su hijo, pues han sufrido actos discriminatorios.

“Desde que supe que tenía Síndrome de Down, mi objetivo fue tratarlo igual a los demás, eso le ayudó mucho”, afirma.

La estimulación temprana desde el primer mes de nacido y la terapia de lenguaje le han ayudado, a diferencia de las terapias física u ocupacional, asegura.

“Es una experiencia fuerte, no ha sido sencillo; sin embargo, he aprendido demasiado de él desde el momento en que dijo mamá, hasta que logró caminar”, relata.

Para la mamá de Gustavo, es importante generar en él confianza y autonomía.

“El eligió la escuela en la que está, decide qué quiere comer, qué ropa quiere usar. Hay que respetar sus decisiones y gustos. Cuando terminó la primaria, él dijo que quería ir a la secundaria, lo que le ha ayudado mucho”, agrega. Morales Montiel recuerda que diez años atrás vivió, junto con su hijo y otros niños con discapacidad, actos discriminatorios por otros padres de familia en una escuela regular.

“Nos tocó que los papás dijeron que no querían que sus hijos convivieran con niños especiales, por lo que amenazaron a la administración con que sacarían a sus hijos de ahí. Como respuesta, nos pidieron a nosotros que los diéramos de baja”.

“Lo que hice fue buscar otro espacio para que estuviera bien y, conforme han pasado los años, en Pachuca ha mejorado la integración de los niños con Síndrome de Down, porque ahora la gente se acerca, ofrece ayuda”, asegura.

Actualmente, Gustavo cursa el primer año de educación secundaria en una institución de educación especial.

“Él está enamorado de la escuela, es de los chicos que más participan y es muy responsable, siempre avisa cuando tiene tarea y para mí es muy grato”, afirma.

Para Celene, las posibilidades para su hijo son muchas. “A mí me gustaría que trabajara. De inicio me decía que quería ser chef, pero ahora le gusta más pintar y cantar. Siempre trato de apoyarlo y motivarlo en lo que decida, pues está definiendo sus gustos”, señala la madre.

PIDE APOYAR A NIÑOS Y JÓVENES CON SÍNDROME DE DOWN

Celene pide a la sociedad que apoye y ayude a niños y jóvenes a realizar sus sueños sin importar su condición de vida.

El síndrome de Down es un trastorno genético caracterizado por la triplicación de uno de los cromosomas en el par 21.

El promedio de vida para una persona que lo padece es de 60 años de edad; antes era de 30 o 40 años, por problemas de salud ante la falta de información.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.