La actriz porno Stormy Daniels demanda a Trump para anular acuerdo de confidencialidad

actriz-porno-stormy-daniels-trumo-acuerdo-confidencialidad

En 2011, Daniels dijo que estaba arrepentida por el impacto de su aventura con Donald Trump en su matrimonio. Foto: ETHAN MILLER / GETTY

La actriz porno Stormy Daniels demandó este martes al presidente estadounidense Donald Trump en un tribunal de Los Ángeles para tratar de invalidar una cláusula de confidencialidad que firmó con el magnate, según documentos judiciales.

Daniels, que se llama en realidad Stephanie Clifford y habría mantenido una relación íntima con Trump, afirma en su demanda que el acuerdo de no divulgación carece de validez porque en su momento el actual mandatario no lo firmó, publicó la AFP.

“La denunciante solicita una orden de este tribunal que declare que el acuerdo nunca se concretó y no existe, entre otras cosas porque Trump nunca lo suscribió”, señala el texto, firmado por el abogado de la actriz, Michael Avenatti.

La cláusula de confidencialidad fue firmada por Stephanie Clifford y el abogado de Trump, Michael Cohen, el 28 de octubre de 2016, unos días antes de las elecciones que marcaron la victoria del republicano, detalla la denuncia.

“El acuerdo imponía diferentes condiciones y obligaciones no sólo a la señora Clifford sino también al señor Trump. Requería igualmente la firma de todas las partes, incluida la del señor Trump”, prosigue el documento.

Un giro de 130,000 dólares fue de todas maneras enviado a Stormy Daniels, que en el acuerdo aparecía mencionada como Peggy Peterson. Si gana el caso en la Corte, la estrella de cine para adultos tendría esta cantidad.

Trump niega tener una aventura amorosa con Clifford, que está trabajando para asegurarse de que no tener obligaciones legales que le impidan hablar públicamente sobre sus supuestas relaciones con el ahora presidente. Su demanda afirma que tuvo una “relación íntima” con Trump entre 2006 y 2007.

Según la demanda, a partir de enero de 2018 y de la emergencia de “detalles del acuerdo” en la prensa, “el señor Cohen, por medio de táctica de coerción y de intimidación, forzó a la señora Clifford a firmar una falsa declaración en la que se estipulaba que las informaciones sobre una relación con el señor Trump eran falsas”.

“Hacia el 13 de febrero, Cohen difundió un comunicado sobre la señora Clifford y la existencia de un acuerdo de confidencialidad sin su consentimiento” y alrededor del 27 de febrero “Cohen inició de manera insidiosa un procedimiento de arbitraje falso contra la señora Clifford en Los Angeles (…) sin advertirla de ello”.

La demanda señala que Stephanie Clifford y Donald Trump mantuvieron una relación íntima -iniciada en Lake Tahoe, California – entre el verano boreal de 2006 y “una buena parte de 2007”.

El magnate se casó con Melania Knauss en 2005. Su hijo Barron nació en marzo de 2006.

Sara Azari, una abogada de defensa criminal de Los Angeles que frecuentemente brinda análisis legales en CNN y Fox News, tuiteó: “Su demanda busca un fallo que no esté obligada por el Acuerdo #Hush. Tendrá que devolver los $ 130,000 pero ¿a quién le importa? ¡Su historia vale mucho más!

La representante de Clifford, Gina Rodríguez, no respondió a las preguntas de Newsweek sobre en cuánto quiere vender su historia.

Clifford tendría que devolver el dinero al abogado de Trump, Michael Cohen, quien le dijo al New York Times el mes pasado que le pagó a Clifford de su propio bolsillo. El pago fue enrutado a través de una compañía fantasma llamada Essential Consultants LLC.

El lunes, The Wall Street Journal informó que Cohen se quejó a sus amigos de que no le habían reembolsado el pago. El informe dice que el banco de Cohen informó la transferencia bancaria al Departamento del Tesoro porque parecía sospechoso.

Daniels es una de las dos mujeres, incluida una ex Playmate de Playboy, que se encuentran bajo acuerdos de confidencialidad forjados con asociados de Trump como resultado de las acusaciones de que mantuvieron sus asuntos con Trump antes de convertirse en presidente.

Hasta 16 mujeres más han acusado a Trump de diversas formas de conducta sexual inapropiada, que van desde el acoso sexual hasta la agresión sexual en un lapso de décadas.

Con información de Graham Lanktree/ Newsweek

Salir de la versión móvil