A 4 años, ¿qué fue de la reforestación prometida por Plaza Adana? | Newsweek México


A 4 años, ¿qué fue de la reforestación prometida por Plaza Adana?



La empresa regiomontana Imagen Visión S.A. de C.V. comenzó a construir en 2014 un nuevo centro comercial denominado Plaza Adana, dentro de terrenos del ex balneario Ojocaliente. Para ello, entre otras condicionantes, afectó más de 700 árboles y a cambio se prometió una reforestación de más de 2 mil en el Parque del Cerrito de la Cruz y en las áreas verdes del proyecto. Sin embargo, a casi 5 años de su autorización, no se ha cumplido con la reforestación de la zona.

El comienzo

Todo inició en noviembre de 2013, cuando Inmobiliaria Imagen Visión S.A. de C.V., ingresó ante la delegación de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) para la construcción de Plaza Adana en una zona de recarga natural, perteneciente al Ojocaliente.

La nueva plaza se asienta en una superficie de 96 mil 294 metros cuadrados, con un área de construcción de 39 mil 21 metros cuadrados y el resto corresponde al área de estacionamiento.

El proyecto total comprende 9.62 hectáreas, de las cuáles 1.36 que correspondieron a zona forestal cuyo cambio de uso de suelo fue aprobado por Semarnat, mientras que el resto, 8.26 hectáreas, perteneció al municipio capital.

La edificación de Plaza Adana requirió una inversión para la urbanización del predio superior a los 21 millones de pesos, con una proyección de derrama económica por arriba de los 206 millones.

La licencia de construcción fue otorgada por la Secretaría de Desarrollo Urbano del municipio capital, durante la administración encabezada por la priísta Lorena Martínez, a sólo unos días de que concluyera su gobierno a finales de 2013.

Durante el proceso, la autoridad municipal condonó a Imagen Visión el pago de la licencia de construcción, de alrededor de un millón de pesos, a cambio de la generación de por lo menos 10 empleos directos para habitantes de la zona.

Entre los principales impactos ambientales que conllevaría la construcción de Plaza Adana se encuentran la contaminación del suelo, afectaciones a la infiltración del agua, la eliminación de la vegetación, emisión de contaminantes a la atmósfera, la emisión de ruido, disminución del hábitat de la fauna silvestre y el deterioro de la calidad del paisaje, entre otros.

Las promesas de Imagen Visión

El Manifiesto de Impacto Ambiental del proyecto indicaba una afectación a un total de 234 árboles: 170 mezquites, 60 huizaches y 4 tepozanes, aunque al final taló más de 400 ejemplares.

Como medida de mitigación de las especies vegetales derribadas, Imagen Visión propuso una reforestación de 219 árboles en la zona de la Plaza Adana, así como 2 mil 121 árboles que serían plantados en el Parque del Cerrito de la Cruz, ubicado sobre Av. Paseo de la Cruz, a un costado del Instituto Tecnológico de Aguascalientes.

Las especies propuestas para la compensación son relacionadas a vegetación nativa, que en caso de no encontrarse serían sustituidas por otras especies que propusieran las autoridades municipales y que estuvieran disponibles en los viveros de la ciudad de Aguascalientes, prometiendo que los ejemplares tuvieran al menos dos metros de altura.

Además de la reforestación, la empresa se comprometió a asumir los riesgos emergentes, las fertilizaciones, el control de plagas, las podas, y las revisiones periódicas para verificar su estado con el fin de asegurar una supervivencia de ejemplares de al menos un 70%.

Así mismo, Imagen Visión acordó pagar la compensación respectiva por el cambio de uso de suelo en terrenos forestales de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

 

¿Qué condiciones fijó Semarnat?

La delegación de la Semarnat avaló aprobar el proyecto pero considerando ciertas medidas de mitigación apegadas a la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA).

Las condicionantes establecidas fueron: presentar el Programa de Compensación Ambiental por el Derribo de Ejemplares Arbóreos, en el que se detalle el programa calendarizado de las actividades ligadas y derivadas de la reforestación, desde su plantación hasta el momento en que se asegure su supervivencia sin la intervención humana.

Además, que se incluyera el mantenimiento de las especies por un plazo de al menos cinco años, asegurando una supervivencia de por lo menos un 80% de los ejemplares reforestados.

Al mismo tiempo, se marcó en el resolutivo un plazo de 15 días para presentar el Programa de Vigilancia Ambiental (PVA), en el que se incluyeran fotografías, planos, registros, etc., que garantizaran el cumplimiento de las condicionantes a través de informes anuales ante la Semarnat.

 

Expectativa vs realidad

La fachada del Parque del Cerrito de la Cruz luce en total abandono. Los muros que se encuentran a un costado de la entrada principal sobre Av. Paseo de la Cruz se encuentran vandalizados, con grafiti y con pintura que se ha ido deteriorando con el paso del tiempo.

En la puerta de acceso se encuentra un letrero con la leyenda “Gobierno del Estado”, descolorido, con letras que apenas se alcanzan a reconocer. No hay vigilancia de ningún tipo y de acuerdo a los vecinos del lugar, no hay un encargado que esté al pendiente del cuidado del parque.

“Aquí siempre está abierto, no hay vigilancia, nunca está cerrado, no hay ningún encargado que abra o cierre la puerta. Incluso todos los árboles más chicos que hay no han crecido porque no tienen mantenimiento de nada”, dijo uno de los testigos.

Al ingresar, el panorama no cambia mucho, hay infraestructura de servicios públicos vandalizada y rota, como los cestos de basura o las bancas que están rayados o fuera de su sitio original.

La vegetación del lugar se percibe seca, como si no se les hubiera dado mantenimiento desde hace mucho tiempo.

En la zona predominan los mezquites, huizaches, eucaliptos y pastizales entre otras especies.

Hay pocas personas haciendo ejercicio, corriendo por la pista adaptada para trotar por todos los rincones del parque. Según algunos de ellos, en la actualidad son pocas personas las que acuden a ejercitarse al parque como hasta hace unos años.

Quienes habitan por la zona no conocen la reforestación que se tuvo que haber iniciado desde hace casi cinco años en el lugar, niegan que en 2013 se hayan plantado de más de 2 mil árboles, como prometió realizar la empresa Imagen Visión.

“Aquí no hay un árbol que hayan puesto de lo del centro comercial, nada, aquí no, es más, ni siquiera los que quedaron de poner ahí en el estacionamiento han puesto”, comentó uno de los asistentes y vecino de la colonia.

La autoridad, ausente

Entrevistado al respecto, el delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Luis Fernando Muñoz, aseveró que desde el año 2014 la empresa ha cumplido con los informes anuales que “constatan” el cumplimiento de las medidas de mitigación fijadas por Semarnat, incluida la reforestación y el mantenimiento de más de 2 mil árboles.

Sin embargo, los informes presentados por la empresa no tienen la obligación de contar con fe notarial o de alguna otra instancia que verifique si, en efecto, se han cumplido las acciones a las que estaban obligados.

“Si nosotros detectáramos algo en el informe o queremos que nos expliquen algo también podemos solicitárselo por escrito, pero finalmente ellos (la Profepa) también deberían estar acudiendo a los lugares para ver si se cumplen o no con las condicionantes que se establecieron, pero también es cierto que no hay personas suficientes en las delegaciones para hacer el trabajo, en Profepa creo que sólo hay una o dos personas para hacer las inspecciones”, afirmó Gilberto Gutiérrez, delegado de Semarnat.

Las únicas causas que motivarían una inspección de Profepa o de la Semarnat para el cumplimiento de las medidas de mitigación son la falta de presentación del informe anual o haber detectado irregularidades en el mismo, agregó el funcionario federal.

Sin embargo, hasta el momento no se han presentado estas omisiones, aseguró Luis Fernando Muñoz, por lo que la próxima inspección que se realice de oficio por la Profepa será hasta diciembre de este año, cuando concluya el plazo de las medidas de mitigación, fijadas a cinco años.

“Nosotros tenemos considerada una visita de verificación de conclusión de proyecto como parte de nuestros trabajos para fines de este año, nosotros vamos a verificar qué tanto cumplieron, vamos a recapitular los cuatro informes que se presentaron ante Semarnat y podremos estimar en esa visita si hubo incumplimiento y proceder con una sanción de algún tipo”.

Después de la revisión, la Profepa evaluará si procede la imposición de sanciones para la empresa en caso de que no se haya cumplido con lo indicado por Semarnat.

“Los cuatro informes, del 2014 al 2017, son presentados con autorización y con la aprobación de Semarnat, están cotejados los cuatro, tenemos evidencia de ello y sólo tenemos pendiente la verificación hacia finales de 2018”, aseguró el delegado de Profepa.

El historial negro de la empresa

Imagen Visión S.A. de C.V. cuenta con una sanción emitida por la delegación de la Profepa en el año 2014 por irregularidades cometidas en materia de impacto ambiental en el proyecto.

Dicha sanción se interpuso el 25 de marzo de 2014 y consistió en el inicio de un procedimiento administrativo por no cumplir al pie de la letra las condicionantes otorgadas en materia de impacto ambiental, como no cumplir con la entrega del informe de inicio de obra en el tiempo señalado así como el incumplimiento en la entrega del primer informe trimestral de actividades del proyecto y la falta de presentación de la garantía para la mitigación de daños ambientales. La sanción fue de 40 mil 374 pesos.

A decir del titular de la Profepa, Luis Fernando Muñoz, la empresa pagó la sanción y además corrigió las observaciones detectadas.

De lo correspondiente al terreno propiedad del municipio la empresa tuvo que pagar 970 mil 772 pesos como resarcitorio por la autorización para derribar y reubicar 516 árboles, por lo que el recurso total que se tuvo que pagar por el derribo de árboles autorizado y no autorizado fue de un millón 138 mil 796 pesos.

La empresa pagó a la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semadesu) -instancia que emitió el permiso para derribar árboles en (cantidad) de hectáreas- 970 mil 772 pesos como resarcitorio por la autorización para derribar y reubicar 516 árboles.

A inicios de 2014, la Semadesu interpuso cuatro sanciones a Imagen Visión por el derribo sin autorización de 139 árboles, lo que representó un pago de 168 mil 24 pesos a favor del ayuntamiento de Aguascalientes. Un año después, el entonces titular de la Semadesu, David Ángeles Castañeda, avisó que interpondría una denuncia penal en la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales de la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de la empresa por violar lo estipulado en el estudio de impacto ambiental.

Sin embargo, al concluir la obra, Imagen Visión erogó un total de un millón 138 mil 796 pesos por el derribo de árboles autorizado y no autorizado.  En suma, entre terreno federal y municipal la empresa taló cerca de 800 árboles.

Aunado a esto, la Semadesu ordenó la donación de mil mezquites, que se habrían entregado en una primera emisión de 200 ejemplares el 6 de marzo de 2014 y los 800 restantes el 16 de abril de ese mismo año.

Cabe destacar que Imagen Visión es la misma empresa que pretende construir un centro comercial en terrenos aledaños a Plaza Adana, denominado Plaza Outlet, en una zona donde derribaron sin autorización 221 árboles: 202 mezquites y 19 huizaches y que aún se encuentra en un proceso en litigio en el Juzgado Tercero de Distrito.

Hasta la publicación de esta información, Newsweek Aguascalientes trató de contactar a Imagen Visión S.A. de C.V. en el número telefónico que aparece en su página de internet, sin embargo, no se obtuvo respuesta.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.