Noha al-Balawi, la activista saudí detenida por promover los derechos de las mujeres en redes

Noha al-Balawi, la activista saudí detenida por promover los derechos de las mujeres en redes

arabia


Mientras el príncipe heredero de Arabia Saudí Mohammed bin Salman promueve un islam más moderado y muestra públicamente que se han otorgado más derechos a las mujeres, activistas de derechos humanos afirman que el país está arrestando discretamente a activistas a favor de los derechos de las mujeres.

La activista de derechos humanos Noha al-Balawi, que reside en Tabuk, Arabia Saudí, ha estado detenida durante siete días y podría ser encarcelada hasta por cinco años por defender los derechos de las mujeres en las redes sociales, señalan los activistas.

“Ella habla con mucha franqueza en Twitter y Snapchat, defiende los derechos de las mujeres y a las mujeres que conducen. Pidió representar al pueblo y al país en el Parlamento”, declaró a Newsweek Yahya Assiri, director de Alqst, un grupo de derechos humanos con sede en Londres. “No quieren que los activistas se vean involucrados. Las mujeres no habían tenido ningún derecho hasta hoy, y las autoridades siguen arrestando a las personas”.

La activista fue arrestada el 23 de enero, y desde entonces permanece detenida por la policía en Tabuk, señalan grupos de derechos humanos. Según informes, la policía la interrogó sobre su cuenta de Twitter y sobre los videos que ha publicado en línea.

La policía señala que Balawi podría ser juzgada según el Artículo 6 de la ley contra delitos cibernéticos de Arabia Saudí, cuyo objetivo es castigar a cualquier persona que cree o transmita información considerada “perjudicial para el orden público”. Y si es encontrada culpable, podría enfrentar hasta cinco años de prisión o recibir una multa de 800,000 dólares. Se espera que sea presentada ante la corte el próximo lunes, señalan los activistas.

En meses recientes, Arabia Saudí ha montado un gran espectáculo al conceder más derechos a las mujeres. El gobierno ha comenzado a permitir que algunos hombres y mujeres se mezclen en el lugar de trabajo. En septiembre, el gobierno anunció que las mujeres tendrían permitido conducir por primera vez a partir de junio de 2018. El país incluso organizó su primer concierto público de una mujer artista en diciembre pasado, y este año se permitió que las mujeres asistieran a eventos deportivos por primera vez.

Estos cambios forman parte del intento de bin Salman de modernizar y reformar Arabia Saudí.

Salman, que fue nombrado príncipe heredero el año pasado por su padre, el Rey Salman, se ha propuesto atraer inversiones del extranjero y modernizar la economía del país promoviendo una forma más moderada del islam. El cambio de la forma ultraconservadora del islam suní practicada en el reino fue parte de un necesario alejamiento de la dependencia de los ingresos petroleros, en un momento en que el gobierno saudí lucha para reducir su enorme déficit presupuestario. Sin embargo, los grupos de derechos humanos afirman que la decisión de dar más libertades a las mujeres es poco más que un alarde publicitario y que más mujeres han sido encarceladas ahora que antes de que el príncipe heredero asumiera el poder.

“Esta es la peor época para las activistas, especialmente para las mujeres que simplemente hablan y dicen cosas. He visto decenas de casos como este durante el año pasado. En especial el año pasado, hubo un mayor número de arrestos”, declaró a Newsweek Ali al-Ahmed, director del Instituto del Golfo, con sede en Washington.

“Antes, las mujeres eran encarceladas durante unos días y se les dejaba ir con una severa advertencia, pero ahora, están siendo sentenciadas a varios años en prisión e incluso son torturadas en la cárcel”, añadió Ahmed.

La embajada saudí en Washington, D.C., no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. La cuenta de Twitter de Balawi fue eliminada a partir de su arresto.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.