Yuawi aprovecha su fama para relatar las carencias que sufren los niños indígenas


Yuawi aprovecha su fama para relatar las carencias que sufren los niños indígenas

Yuawi López


Yuawi López conoció la música prácticamente desde que nació, pero en menos de un mes se hizo famoso, después de interpretar la canción para un spot de un partido político que ahora suena en todas partes.

La primera aparición del niño de nueve años en la televisión fue en 2014 cuando participó en la Academia Kids, un concurso de talento infantil de la cadena TV Azteca.

Cuatro años más tarde Yuawi está en casi todos los noticieros de televisión y las planas de los periódicos mexicanos. A todas partes a donde va lleva con orgullo su indumentaria típica huichol y su característico carisma.

En medio de las precampañas electorales, los pasos de baile y la voz de Yuawi aumentaron la popularidad del partido Movimiento Ciudadano, cuyo spot titulado “Movimiento Naranja” acumula más de 21 millones de visualizaciones en YouTube.

La realidad es que la vida de Yuawi ha sido difícil al igual que la de miles de indígenas que viven en México.

Al mismo tiempo que ha logrado los primeros lugares en las listas de popularidad de Spotify, Yuawi ha puesto en evidencia la otra realidad de los indígenas mexicanos: la pobreza y la falta de oportunidades.

En diversas entrevistas de televisión el niño huichol contó que en su casa sólo comían frijoles porque no había otra cosa, con suerte, se combinaban con algunos vegetales que su familia lograba recolectar de los huertos.

En el programa de espectáculos Ventaneando, el papá de Yuawi, José López, quien ha sido músico por décadas declaró que un día cazaron ardillas para poder comer algo de carne.

Yuawi, también conocido como “El Venadito” en su comunidad, dijo que uno de sus principales deseos es ayudar a que los niños de la sierra tengan medicamentos y también poder regalarles juguetes porque no tienen.

El niño dijo en un video de Facebook que hizo el precandidato de Movimiento Ciudadano al Senado por Jalisco, Clemente Castañeda,  que una de las cosas que más le gusta es trabajar y sueña con aprender a tocar la batería.

El video lleva ya más de un millón de reproducciones a un día de su publicación.  

A unos meses de la contienda electoral, Castañeda dijo a Verne, que su intención fue aprovechar el fenómeno Yuawi “en el buen sentido del término, para visibilizar los problemas que aquejan a las comunidades indígenas”.

En la grabación el papá de Yuawi, contó que salió de su comunidad en busca de oportunidades de trabajo. “En México hay mucho talento, lo que faltan son oportunidades. Falta impulsar la educación de los niños”, dijo.

Cifras oficiales del gobierno mexicano que apuntan a que el 73.2% de la población indígena vive en condiciones de pobreza.

Aunque la repentina popularidad del niño ha puesto de nueva cuenta en el mapa la urgencia de atender las comunidades indígenas, no todo el mundo está de acuerdo con su participación en el spot.

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) deploró la utilización de menores  para promover lemas de campañas de partidos políticos, como el caso particular de Yuawi.

El pasado nueve de enero la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral desechó una demanda interpuesta por el partido Morena y el Redim para eliminar la transmisión del spot donde participa Yuawi.

Morena había argumentado que la aparición del niño “podrían vulnerar el interés superior de la infancia, al aparecer en ellos un menor de edad”. Pero el spot continuará.

En tanto, el na na na naranja sigue sonando en las fiestas, los bares y las listas de reproducción, incluso, Yuawi también está en los anaqueles de dulcerías convertido en una figura de piñata.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.