Un diseñador israelí seduce a la estrellas con sus zapatos | Newsweek México


Un diseñador israelí seduce a la estrellas con sus zapatos



El diseñador israelí Kobi Levi ha logrado acaparar la atención del mundo de la fama estadounidense con sus creaciones psicodélicas y cargadas de humor que han sido materializadas en forma de zapatos.

“Mi universo es el de un glamur cotidiano, ese glamur que pasa desapercibido y que yo muestro de una manera extravagante y divertida”, explicó en entrevista con la agencia AFP este creador de 41 años, que trabaja en un taller instalado en su apartamento de Tel Aviv, equipado con una vieja prensa de cuero y una máquina de coser antigua.

Levi explica que a sus clientas más famosas no las ha visto más que por televisión ya que la mayoría de sus pedidos pasan por su página web, como el que en 2011 cambió el curso de su carrera.

Levi relata a la AFP como un día recibió un mail del estudio de estilismo que se ocupa de Lady Gaga pidieron un par de zapatos para un videoclip. “Estaba supersorprendido porque por aquel entonces yo no tenía estudio, nada. Sólo tenía un pequeño blog con fotos. Hacía zapatos de mi talla porque nadie los llevaba, se los enseñaba a los amigos y los guardaba en la caja”, confesó.

El diseñador israelí Kobi Levi y sus creaciones. Foto: Thomas Coex/AFP

La cantante Lady Gaga llevó en su videoclip culto “Born This Way” unas botas de ante de color beige con efecto “pie siamés”. Desde entonces, a la actriz Whoopi Goldberg le encantan los zapatos de Levi, y la estelar estilista y diseñadora de vestuario Bea Akerlund instaló 13 modelos del creador israelí en su espacio de exposición.

Pese a su apariencia, los zapatos que hace Kobi Levi son menos incómodos de lo que parecen y que dice haber concebido para ser “llevados”, cuestan entre 800 y 3000 dólares. El diseñador tarda varios meses en crear un nuevo modelo y varias semanas en reproducirlo. En cuanto tiene una veintena de pedidos prefiere pasar a otra cosa.

Entre sus obras destacan “Banana”, que da la impresión de haber metido el pie en una piel de plátano, o “Miao”, que viste el pie de un cuerpo de gato que se estira perezosamente. “Harp” es un zapato cuyo tacón compensado es un instrumento musical en miniatura.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.