Energías renovables de Italia en México | Newsweek México


Energías renovables de Italia en México



En el Green Power, compañía italiana que se dedica a la generación de energía de fuentes renovables y líder en el mercado con presencia mundial, adquirió recientemente en México el derecho a firmar contratos para el suministro de energías renovables por 15 años, así como certificados verdes por 20 años con tres proyectos de energía solar fotovoltaica cuya potencia instalada total será de casi un GW a partir de 2018.

Además del sol, el mar y la “dolce vita”, Italia esatractiva por su riquísima herencia histórica, sus castillos medievales en medio de verdes campos y su gastronomía. Es un coctel a la vista y al paladar, aunque pocos saben que también figura como líder en el desarrollo de energías renovables.

Si el desarrollo de un país se calcula a través de variables que esclarecen la capacidad económica y adquisitiva de sus habitantes, un buen medidor es la producción y consumo de energía. A mayor consumo de energía mayor es la cantidad de recursos electrónicos y de transporte y vivienda, lo cual implica una mayor capacidad adquisitiva y mejores oportunidades de desarrollo.

Sin embargo las energías renovables podrían cambiar estas percepciones. Además de las fósiles y la nuclear, las energías eólica, fotovoltaica, bioenergías y geotérmica, entre otras, convierten a los hogares y fuentes de trabajo en autosostenibles.

En Italia, cerca de dos terceras partes de la energía eléctrica proviene de las centrales termoeléctricas que utilizan combustibles fósiles. El inconveniente es que se depende de los suministros de materias primas adquiridas en el exterior, y es por eso que se percibe el desarrollo de las ER como una buena oportunidad para redirigir el desbalance energético y reducir los riesgos de la dependencia.

En Europa la sostenibilidad energética se halla en la agenda de la UE. En 2008 se reformó el marco regulatorio energético y se adquirió un compromiso a favor del desarrollo energético renovable integral. Italia ha asumido este compromiso con suma seriedad, al grado de que las ER ya se pueden encontrar en todo el país.

La generación del suministro eléctrico renovable tuvo un incremento de 17.5% en 1995, 19% en 2000, y 28% en 2011, año en que las importaciones de energía fósil representaron el 97% de las necesidades brutas nacionales. Ya en 2013 la producción de electricidad a partir de fuentes de energía renovables había cubierto la tercera parte de la demanda total nacional (34%); en tan sólo seis años la participación de las ER en el consumo eléctrico bruto nacional virtualmente se duplicó.

En la “tierra del sol” huelga decir que la energía fotovoltaica es la más exitosa. La compañía Enel Green Power, líder en el suministro eléctrico renovable, considera que la energía eólica es la de mayor crecimiento en el último decenio, aunque la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA por su siglas en inglés) considera que los costos de producción de ésta resultan aún demasiado altos.

El 36% de la demanda de energía en Italia fue cubierta en 2015 por aquella obtenida de fuentes renovables; de éstas, la energía fotovoltaica abarcó el 23.7%. Con ello Italia se coloca a la cabeza en el mundo, incluso por encima de Alemania o España.

Los italianos se sienten orgullosos de sus logros; parte del éxito lo atribuyen a sus instalaciones de plantas fotovoltaicas vanguardistas, así como a su rápido despliegue a lo largo del territorio. De seguir ese ritmo se prevé que en cinco años más el volumen de instalaciones será cuatro veces mayor al actual. También hay que decir que el denodado incremento se ha debido a la inestabilidad en los precios internacionales del petróleo, a los incrementos en la demanda de energía y a la inseguridad en los suministros de combustibles.

Según IRENA, México es el país número dos en consumo de energía en Latinoamérica, sólo superado por Brasil. Aun así, y a pesar de ser un importante productor de petróleo y gas, las importaciones de éstos commodities se han incrementado en un tiempo relativamente corto.

También México está entre los primeros cinco países considerados como “megadiversos”. La oportunidad de explotar el vasto potencial que representa y reducir así sus emisiones de gas, ofrecería buenas oportunidades de trabajo y una mejor calidad de vida a sus ciudadanos.

Es por ello que la reforma energética promovida por el presidente Enrique Peña Nieto se halla en la mira de los italianos. El boletín oficial del Ministerio de los Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Italia ha dedicado planas enteras de su boletín informativo a exhortar a las compañías productoras de ER a incursionar en el prometedor mercado mexicano.

Se resalta entre otras cosas que México es el tercer país más atractivo a nivel global en términos de inversión energética, sobre todo en cuanto se comiencen a superar antiguos obstáculos legales relacionados con la exclusividad de la CFE. El boletín exalta el potencial poco aprovechado en México en torno a la producción de energía solar.

En marzo de este año, la compañía italiana Enel –dedicada a la generación de energía de fuentes renovables a nivel mundial y líder en el mercado con presencia en Europa, América, Africa y Asía– adquirió en México el derecho a firmar contratos para el suministro de ER por 15 años, así como certificados verdes por 20 años con tres proyectos de energía solar fotovoltaica cuya potencia instalada total será de casi un GW a partir de 2018.

Es así como México e Italia han dado muestras de interés y confianza para aventurarse en una interesante relación de cooperación con enfoque energético, mediante la cual será posible encontrar un camino de unión en el desarrollo social y económico.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.