Kim Jong-un ordenó fusilar a su viceprimer ministro | Newsweek México


Kim Jong-un ordenó fusilar a su viceprimer ministro



El viceprimer ministro norcoreano Choe Yong-gon fue ejecutado en mayo pasado por expresar su frustración por las políticas del líder Kim Jong-un, quien ha ordenado en el pasado varios ajusticiamientos por desacuerdos con sus subordinados.

Choe, quien asumió su cargo en junio de 2014, fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento en mayo después de expresar la oposición a las políticas forestales promovidas por Kim, señaló la agencia de noticias surcoreana Yonhap, que citó fuentes cercanas al caso.

Choe no ha sido mencionado en los medios estatales de Corea del Norte desde octubre pasado, agregó, en una muestra más evidente que había sido purgado.

De confirmarse la muerte de Choe, sería el segundo funcionario ejecutado este año. El Ministro de Defensa Hyon Yong-chol fue eliminado en abril pasado por fuego antiaéreo, acusado de insubordinación y dormirse en un desfile militar.

El Servicio de Inteligencia Nacional (NIS) de Corea del Sur dijo con anterioridad que el líder norcoreano ha afianzado su poder por medios brutales, incluida la ejecución de unos 70 altos cargos del régimen.

A finales de 2013, el líder norcoreano ordenó la ejecución de Jang Song thaek, marido de una tía de Kim y antaño segunda figura más poderosa del país, bajo cargos de traición.

Corea del Sur refuerza frontera

Corea del Sur reforzó la seguridad en su frontera con Corea del Norte, tras un recrudecimiento de las tensiones militares provocado por la explosión de minas que Seúl atribuye a Pyongyang.

Las autoridades surcoreanas acusaron a militares norcoreanos de haber atravesado la frontera para colocar las minas antipersona, que mutilaron a dos de sus soldados la semana pasada.

El incidente tuvo lugar en la zona desmilitarizada (DMZ), que se extiende dos kilómetros a ambos lados de la frontera. Uno de los soldados perdió dos piernas, mientras que al otro se le amputó una.

En represalia, Corea del Sur ordenó reanudar la guerra propagandística en la frontera con la puesta en marcha por primera vez desde hace 11 años de los altavoces instalados en el sector.

Corea del Norte no aprecia este tipo de operaciones. La última vez que Seúl amenazó con encender de nuevo los altoparlantes, en 2010, Pyongyang amenazó con bombardear las unidades militares afectadas.

(Con información de Notimex y AFP)

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.