En Países Bajos encuentran un cuadro del cubista Fernand Léger al reverso de un lienzo

La pintura, parcialmente dañada y recubierta por una capa de lo que parece ser pegamento fuerte, supone un 'giro' en la obra de Léger, contemporáneo parisino de Picasso.

Fernand Léger

La obra, hasta ahora desconocida, titulada "Fumées sur les toits" fue pintada probablemente entre 1911-1912 en la parte de atrás del cuadro "Le 14 juillet. (Foto: Ramón van Flymen/AFP)


Expertos en arte de Países Bajos anunciaron el jueves el hallazgo de una importante obra del pintor cubista francés Fernand Léger (1881-1955) escondida desde hacía más de un siglo en el dorso de uno de sus cuadros.

La obra, hasta ahora desconocida, titulada “Fumées sur les toits” (Humo sobre tejados), fue pintada probablemente entre 1911-1912 en la parte de atrás del cuadro “Le 14 juillet”. Realizado un año más tarde, según los especialistas de Studio Redivivus.

La pintura, parcialmente dañada y recubierta por una capa de lo que parece ser pegamento fuerte, supone un “giro” en la obra de Léger., Contemporáneo parisino de Picasso, apuntan los expertos.

“Es realmente un hallazgo”, declaró a la AFP Gwendolyn Boevé-Jones, directora del estudio de restauración Redivivus, en La Haya.

Los expertos creen que la obra forma parte de una serie en la que el artista pinta la vista hacia Notre Dame desde su taller, desde donde se ven los tejados de la capital francesa. Según el historiador de arte neerlandés Sjraar van Heugten, sólo quedaban siete cuadros de esta serie. Y la nueva obra muestras los avances de Léger, “extremadamente importantes”, en el uso del color y la abstracción.

UN AUTÉNTICO LÉGER

La historia del cuadro comienza hace unos 110 años, cuando el artista ofreció el lienzo “Le 14 juillet” a su amigo Marc Duchêne para su boda, en 1912 o 1913. Duchêne murió en la Primera Guerra Mundial y, aunque la obra permaneció en la familia, nunca fue expuesta por los “tristes recuerdos” que representaba. Y”permaneció desconocida durante años”, explica Van Heugten.

En 1999, la fundación de arte privado Triton Collection compró la obra a los herederos de Duchêne. Esta fundación descubrió restos de una restauración en el reverso del lienzo. Probablemente de los años 1990, pero no se sabe quién la llevó a acabo.

“Le 14 juillet” fue expuesto en varias galerías pero el misterio de lo que había en la parte trasera de la obra seguía intacto.

El reverso del lienzo “estaba recubierto en gran parte por un material blanco-gris y a los coleccionistas se les informó de que no había que preocuparse, que no era importante”, recuerda Boevé-Jones.

En 2016, los dueños le pidieron que profundizara en el análisis de la obra. En paralelo, los expertos descubrieron bajo la capa de encolado formas y colores, como de humo que sale de unas chimeneas.

“No fue tan difícil ver que (el cuadro) pertenecía de alguna manera a la serie ‘Humo sobre tejados'”, asegura Boevé-Jones.

Los expertos se dieron cuenda de la importancia de la obra que, según ellos, representa un gran avance en relación a los cuadros anteriores de Léger, más oscuros. Para Boevé-Jones, no sólo es importante el hallazgo del cuadro, sino “el papel que tiene en su trayectoria”.

Los especialistas están seguros de que se trata de un auténtico Léger, gracias a su origen. Así como las pinceladas e incluso la estructura de la obra, que lleva su firma. El cuadro será expuesto del 19 de noviembre al 2 de abril en el museo Kroller-Muller, en el centro de Países Bajos, en el marco de una muestra de la serie de obras sobre los tejados de Léger. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

El Nobel de Literatura es para Annie Ernaux: ‘Su obra carece de concesiones’

Fallece el poeta David Huerta; el mundo cultural lamenta su partida

‘Hacer cine es enfrentarse a un lienzo en blanco’

Salir de la versión móvil