Opinión | ¿Por qué las empresas deben apostar por las zonas rurales? | Newsweek México


Opinión | ¿Por qué las empresas deben apostar por las zonas rurales?



CON EL AUMENTO de las tecnologías basadas en la nube, las empresas pueden aprovechar la oportunidad de cambiar el ajetreo de la vida de la ciudad por la belleza de una ubicación rural o regional más sencilla y con mayor calidad de vida para sus empleados.

Imagine que su empresa pudiera mudarse a una pequeña población rural, sin perder su capacidad para hacer negocios y sin reducir su productividad. Seguramente, encontraría una sede más grande y cómoda a una décima parte de lo que le costaría en una gran ciudad, y sus empleados elevarían su calidad de vida, con mejores ingresos, sin enfrentarse al tránsito de las grandes ciudades y reduciendo sus niveles de estrés.

Si algo ha mostrado la pandemia es que ya contamos con tecnologías para cambiar el modelo laboral tradicional —donde los colaboradores deben estar “atados” a una oficina—, sin reducir la productividad y sin que las organizaciones pierdan el control sobre su operación. Las videoconferencias, el trabajo remoto y las herramientas en la nube están contribuyendo a esa transformación digital, incluso en América Latina.

También lee: Agilidad operativa para dominar la tormenta pos-COVID

Una investigación de Zoho, realizada en septiembre pasado entre empresarios de la región, muestra que 73 por ciento de las compañías piensa mantener modelos mixtos una vez termine la pandemia, en que sus empleados trabajen desde su hogar varios días a la semana, incluso si quedan en otras ciudades. El 21 por ciento de los encuestados contempla tener una operación principalmente virtual.

Propongo que veamos las oportunidades que brindan la provincia y las zonas rurales para desarrollar actividades empresariales, en un momento en que, según un informe de la ONU, el 81 por ciento de la población en América Latina vive en zonas urbanas. “Muchos países enfrentarán desafíos para satisfacer las necesidades de sus crecientes poblaciones urbanas, incluidas las de vivienda, transporte, sistemas de energía e infraestructura; así como el acceso a empleo y servicios básicos como la educación y la salud”, dice el estudio.

HERRAMIENTAS EN LA NUBE

Podemos aprovechar que la mayoría de los países está llevando banda ancha a todos sus territorios, mediante fibra óptica y redes celulares con tecnologías 4G y 4.5G, para impulsar el uso de herramientas en la nube. Esta infraestructura además se está beneficiando de la llegada de redes 5G, que impulsarán tecnologías como la internet de las cosas y la automatización de procesos. Un informe de la analista IDC dice que habrá más de 1,000 millones de conexiones 5G en el mundo en 2023.

Apostar por trasladar la empresa a zonas menos urbanizadas permite reducir considerablemente costos operacionales, técnicos y energéticos. Eso sí, el mayor beneficio lo tendrán los trabajadores, quienes crecerán en un ambiente libre de los problemas de las grandes ciudades, como el alto costo de las viviendas, la saturación en el transporte público y en las vías, el mayor tiempo en traslado y, en general, una menor calidad de vida.

Esta tendencia además contribuye a frenar la migración de personas hacia las grandes ciudades, pues las personas que viven en provincia y zonas rurales podrían llevar su trabajo de manera normal y eficiente sin necesidad de mudarse de su localidad. Pero además impulsa el desarrollo económico de poblaciones pequeñas, al empujar nuevas actividades e industrias complementarias.

No te pierdas: Tecnologías de inclusión para personas con ceguera en tiempos de COVID-19

Aún existen retos para que algunos sectores se trasladen a zonas provinciales o rurales por la naturaleza de su mercado, como sucede con servicios financieros o turísticos. Sin embargo, muchas áreas operativas de estos negocios pueden adaptarse al cambio, pues sus trabajadores no deben estar atados a un lugar específico, como sucede con servicio al cliente, redes sociales o telemarketing, por ejemplo.

La sobrepoblación generada en las ciudades, el impacto causado por el COVID-19, los desarrollos tecnológicos en la nube y el trabajo remoto han sido los catalizadores de esta nueva propuesta laboral. Ahora, la decisión está en las compañías, que pueden obtener grandes beneficios y elevar la calidad de vida de sus empleados, al equilibrar la sobrepoblación en las grandes ciudades y restaurar la identidad, la dignidad y el propósito de la provincia y las zonas rurales. N

—∞—

Raju Vegesna es jefe evangelista de Zoho. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.