México está llevando migrantes a nuestro país, acusa Trump


México está llevando migrantes en autobuses a nuestro país, acusa Trump; advierte que habrá más militarización



El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que “ciudades mexicanas” usan transportes para llevar a los migrantes a la frontera entre los dos países, por lo que pidió a los legisladores que acepten el financiamiento para construir un muro.

“Mientras hablamos, grandes caravanas organizadas están en marcha hacia los Estados Unidos. Acabamos de escuchar que las ciudades mexicanas, para eliminar a los inmigrantes ilegales de sus comunidades, están obteniendo camiones y autobuses para llevarlos a nuestro país en áreas donde hay poca protección fronteriza”, dijo el mandatario en su discurso del Estado de la Unión.

Señaló que ha ordenado a otros 3,750 soldados en la frontera sur para que el país se prepare para la “tremenda embestida”.

Actualmente, dos caravanas migrantes, conformadas por cerca de 5,500 personas, recorren actualmente territorio mexicano, una en Chiapas y otra entre Coahuila y Nuevo León, con rumbo a Estados Unidos.

“Lo haré construir”

Al inicio de su discurso, Trump llamó al diálogo y pidió “rechazar la política de la venganza, la resistencia y la represalia, y abrazar el potencial ilimitado de la cooperación, el compromiso y el bien común”.

Sin embargo, el mandatario dio 10 días al Congreso para que acepten los 5,700 millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera de México y Estados Unidos.

“Es el momento de que el Congreso le muestre al mundo que Estados Unidos está comprometido en acabar la inmigración ilegal”, comentó.

Trump llamó crisis humanitaria a la migración hacia Estados Unidos, y propuso que el proyecto para enfrentarla contemple asistencia humanitaria, más agentes fronterizos, así como una barrera física entre los dos países.

“La mayoría de las personas en esta sala votó por un muro, pero el muro adecuado nunca se construyó. Lo haré construir”, comentó el presidente Trump.

Trump afirmó que Estados Unidos vive un milagro económico que puede ser detenido por “las guerras tontas, la política o las rídiculas investigaciones partidistas”. Añadió que “si va a haber paz y legislación, no puede haber guerra e investigación. ¡Simplemente no funciona de esa manera!”.

Trump, que busca la reelección en 2020 y a quien le ha ido mal en las encuestas de mitad de mandato, enfrenta también un fuerte rechazo por el cierre parcial del gobierno, que se convirtió en el más largo de la historia del país, aunque no alcanzó su objetivo de financiamiento para el muro fronterizo.

Pero previo a la alocución, un intercambio en Twitter entre Trump y el principal líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, mostró que la brecha entre oficialismo y oposición persiste en el “pantano”, como suele llamarse el ambiente político de Washington.

“Veo que Schumer ya está criticando mi discurso sobre el Estado de la Unión a pesar de que todavía no lo ha visto”, tuiteó Trump respondiéndole al senador, que dijo que con “el estado” de la economía y del sistema de salud el mandatario le está “fallando” a los estadounidenses, además de que su gobierno es un “caos”. 

En su tuit, Trump se burló también del fracaso de los demócratas para derrocar a la mayoría republicana en el Senado en las elecciones de mitad de mandato del año pasado, “después de gastar una fortuna”. La oposición logró entonces el control de la Cámara baja, pero sigue siendo minoría en la Cámara alta, una delicada ecuación política que quedará en evidencia esta noche.


Con información de AFP

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.