Canadienses están felices con legalización de la mariguana, pero no por su alto precio


Canadienses están felices con legalización de la mariguana, pero no por su alto precio



El miércoles 17 de octubre, Canadá legalizó oficialmente el consumo y la venta de la marihuana recreativa, convirtiéndose así en el segundo país del mundo que adopta esta medida (después de Uruguay, en diciembre de 2013).

No obstante, algunos canadienses ya han empezado a quejarse de que el cannabis legal cuesta más de lo que suelen pagar en el mercado negro. En una encuesta conjunta llevada a cabo esta semana, Ipsos y Global News Canadá revelaron que casi cuatro de cada 10 canadienses tienen intenciones de comprar marihuana legal solo si el precio es adecuado.

“¡Quiero comprarla legalmente! Pero cuesta casi el doble de lo que pago ahora”, posteó un usuario canadiense en la red social Reddit. “¿Quién determinó los precios?”.

“Acabo de consultar precios, y el costo de 3.5 gramos de Blue Dream [cepa de cannabis de la costa oeste de Estados Unidos, creada mediante la cruza de las cepas Blueberry Indica y Sativa Haze] es de 56 dólares canadienses [43.11 dólares estadounidenses]. ¡Están locos!”, protestó otro usuario en Reddit. “Hace años que pago 100 dólares canadienses [76.97 dólares estadounidenses] por 14 gramos de esa cepa. Es evidente que no tienen el menor interés en acabar con el mercado negro”.

Otro bromeó: “¡Al menos tenemos un mercado negro de hierba!”.

Según la encuesta Ipsos/Global News, 36 por ciento de los canadienses ha manifestado la intención de obtener cannabis de las mismas fuentes a las que recurrían antes de la legalización, mientras que solo 14 por ciento manifestó que tal vez cambiara de proveedor de marihuana.

Pese a ello, dichas cifras podrían estar un poco distorsionadas, puesto que muchos canadienses ya adquieren marihuana de manera legal, advirtió Jennifer McLeod Macey, vicepresidenta de relaciones públicas en Ipsos.

“No olvidemos que algunos usuarios ya la obtienen legalmente, para fines médicos. Muchos de los consumidores de marihuana recreativa también son usuarios medicinales”, explicó Macey en una entrevista con Global News. Sin embargo, también señaló que una buena cantidad de canadienses ha estado comprando cannabis en el mercado negro, y que la encuesta apunta a que muchas personas no pretenden modificar esta costumbre.

Los precios, los lugares y la manera como los usuarios canadienses obtienen la marihuana varían mucho de una provincia a otra. Del mismo modo, el precio del mercado negro oscila de manera significativa en todo el país. Y dado que la legalización acaba de implementarse, no se ha esclarecido el panorama general de los precios de la marihuana legal ni cómo comparan con el mercado negro.

CTV News informó que, en Columbia Británica, el precio de un gramo de hierba varía de 6.99 a 13.99 dólares canadienses (5.38 a 10.77 dólares estadounidenses). Y en 2017 -según Statistics Canada, una dependencia del gobierno federal-, los residentes de dicha provincia pagaron un promedio de 6.94 dólares canadienses (5.35 dólares estadounidenses) por cada gramo de marihuana no medicinal.

En entrevista con Global News, Michael Amlung, profesor auxiliar del departamento de psiquiatría y neurociencia conductual, y miembro de la facultad del Centro Michael G. DeGroote para la Investigación del Cannabis Medicinal, en la Universidad McMaster, informó: “Nuestros datos sugieren que un factor importante para minimizar las compras en el mercado ilegal es fijar el precio del cannabis legal cerca del costo del mercado ilícito, o incluso discretamente más arriba”.

Si bien parece que algunos usuarios de cannabis ya han descartado recurrir al mercado legal, otros siguen evaluando sus opciones.

CBC News entrevistó a John Borowski, residente de Ontario de 35 años, quien comentó:  “Mi consideración principal es que el gobierno sea competitivo frente al mercado negro. Si quiere hacer negocios conmigo, tendrá que mantener el precio en 10 dólares canadienses por gramo”, enfatizó.

En su conversación con Global News, Macey reconoció que el mercado ilícito seguiría operando durante algún tiempo, aunque, a la larga, el mercado legal terminaría por imponerse. “Sin embargo, no creo que las cosas cambien de la noche a la mañana”, concluyó.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.