¿Podrán los conservadores en EE. UU. boicotear a Netflix por firmar acuerdo con los Obama?


¿Podrán los conservadores en EE. UU. boicotear a Netflix por firmar acuerdo con los Obama?



Algunos conservadores amenazan con boicotear a Netflix luego de que el gigante de entretenimiento anunció la firma de un acuerdo por varios años con el expresidente Barack Obama y la ex primera dama Michelle Obama.

Está programado que los Obama produzcan una serie de contenidos para Netflix, desde series con guiones hasta series sin guiones, de acuerdo con un comunicado de prensa de la compañía.

Este anuncio se produjo menos de dos meses después de que la cadena de transmisiones nombrara a su junta directiva a la ex consejera de seguridad nacional y embajadora de la era Obama, Susan Rice.

Airados por las noticias, distintas personas comenzaron a inundar Twitter con el hashtag #BoycottNetflix.

Algunos usuarios compartieron versiones editadas del logo de la compañía que decía “Cancelar Netflix” y “No, gracias”. Personas que afirmaron tener acciones en la empresa dijeron que iban a vender sus acciones. Otros tomaron un enfoque más espiritual.

“En su lugar, leeré la Biblia”, escribió el usuario de Twitter Daniel Cwik.

Impulsados ​​por blogs de derecha, algunos de los tuits con #BoycottNetflix más populares han acumulado miles de “Me gusta” e interacciones.

No está claro si este movimiento generará consecuencias reales para Netflix. La compañía, que cuenta con 125 millones de miembros en más de 190 países, también ha recibido una afluencia de elogios de los seguidores de Obama.

Además, el primer boicot de Netflix, que surgió después de que se contrató a Rice, fracasó, al igual que protestas similares contra el rey del café Keurig.

Charlton McIlwain, profesor de la Universidad de Nueva York especializado en medios y movimientos sociales, predijo que el movimiento #BoycottNetflix no perjudicará a la empresa. Las audiencias digitales tienen breves períodos de atención e incluso recuerdos más cortos, dijo.

“Netflix tiene pocos motivos de preocupación”, dijo McIlwain a Newsweek. “Incluso si prolifera por un momento, lo que sabemos de la investigación sugiere que esta oposición se mantendrá dentro de una cámara de eco estrecha. Es probable que no genere ninguna acción significativa. Puede hacer un poco de ruido, pero muy pronto habrá otro furor que lo hará captar la atención de la extrema derecha, y Netflix continuará con sus negocios como de costumbre, sin ninguna amenaza para sus resultados “.

En una declaración al respecto del acuerdo, Barack Obama dijo que estaba esperando la oportunidad de proporcionar una plataforma para otras voces.

“Esperamos cultivar y curar las voces talentosas, inspiradoras y creativas que son capaces de promover una mayor empatía y entendimiento entre las personas, y ayudarlos a compartir sus historias con todo el mundo”, dijo Obama.

Michelle Obama también insinuó que su estrategia será contar historias que sanan las divisiones sociales, un sentimiento que la primera pareja compartió repetidamente durante sus últimos meses en la Casa Blanca.

“Barack y yo siempre hemos creído en el poder de la narración para inspirarnos, hacernos pensar de manera diferente sobre el mundo que nos rodea y ayudarnos a abrir nuestras mentes y corazones a los demás”, dijo Michelle Obama.

El gerente general de Netflix, Reed Hastings, se encuentra entre los muchos líderes tecnológicos que rechazaron al presidente Donald Trump durante las elecciones de 2016. En un comunicado, el CCO de la compañía, Ted Sarandos, elogió a los Obama como dos de las “figuras públicas más respetadas y reconocidas del mundo”.

“Estamos increíblemente orgullosos de haber elegido hacer de Netflix el hogar de sus formidables habilidades para contar historias”, dijo Sarandos.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.