En Malasia puedes ir a la cárcel si difundes "noticias falsas" | Newsweek México


En Malasia puedes ir a la cárcel si difundes “noticias falsas”

malasia-carcel-noticias-falsas-video


Malasia aplicó por primera vez su ley contra noticias falsas al condenar a una semana de cárcel a un danés que acusó falsamente a la policía local de haber reaccionado con lentitud ante un tiroteo.

Salah Salem Saleh Sulaiman, de 46 años, reconoció haber realizado y publicado un video de Youtube para acusar a los servicios de urgencias de haber tardado 50 minutos para responder a los informes del tiroteo del profesor palestino y miembro de Hamas Fati al-Batsh el 21 de abril.

Las autoridades de Malasia protestaron por las afirmaciones divulgadas en ese video y dijeron que les tomó solo ocho minutos responder a los disparos. Señalaron que “con mala intención, publicó noticias falsas a través de un video en YouTube”.

El autor del video declaró ante los jueces que se encontraba en Malasia por unos 10 días y desconoce la legislación de ese país. “Reconozco haber cometido un error porque no me instruí sobre las leyes de este país”, declaró en inglés el acusado.

El video cuestionado dura dos minutos y fue transmitido en la audiencia. Sulaiman se expresaba en árabe quejándose de la lenta reacción de la policía y de los servicios de emergencia.

LEE TAMBIÉN: Por rabieta durante junta, Korean Air suspende a una directiva

El tribunal condenó a Sulaiman a una pena de una semana de cárcel y a pagar una multa de 10,000 ringgit (2,500 dólares), de acuerdo a la nueva ley adoptada a principios de abril. . Si no puede pagar la multa, tendrá que cumplir otro mes tras las rejas.

La ley ha sido muy criticada por los defensores de derechos humanos porque temen que sea utilizada para reprimir todo tipo de disidencia, además de que el castigo máximo es de 500,000 ringgit (128,000 dólares) y 10 años en la cárcel.

El proyecto de ley -introducido por el gobierno del primer ministro Najib Razak- está en contra de cualquier forma de publicación escrita, sonora o visual considerada “total o parcialmente falsa” con respecto a Malasia o un ciudadano malasio.

Se aplica al material publicado por cualquier persona, en cualquier lugar y es señalada como una forma para que el gobierno sofoque la disidencia y la libertad de expresión antes de las elecciones generales del país el 9 de mayo.

Después de que se anunció el proyecto de ley, el legislador de la oposición Ong Kian Ming tuiteó que “el objetivo de tal ley es procesar a los cajeros de verdad etiquetándolos como proveedores de noticias falsas”.

La empresa de medios Mkini Dotcom lanzó una impugnación legal contra la ley con el argumento de que viola la libertad de expresión y la libertad civil. La compañía dijo que el gobierno había colocado una “carga insuperable” en los medios al exigirles que probaran que cada artículo publicado “es cierto en todos los sentidos”.

Razak, señala Newsweek citando a Freedom House, está presuntamente involucrado en un escándalo financiero multimillonario centrado en el fondo estatal 1 Malaysia Development Berhad. Los investigadores dicen que el fondo se convirtió en una gigantesca empresa de lavado de dinero y fraude. El gobierno cerró sitios web y arrestó a periodistas que cubrían el escándalo en 2015.

Con información de Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.