Fosa común relacionada con secta religiosa es encontrada en Panamá; es la segunda del año | Newsweek México


Fosa común relacionada con secta religiosa es encontrada en Panamá; es la segunda del año

fosa-comun-secta-religiosa-panama


LA POLICÍA localizó hoy una fosa común en un área indígena de Panamá, donde presuntamente operaba una secta religiosa.

Según información de la fiscalía local, esta es la segunda vez que se sabe de una matanza con estas características en lo que va del año.

En un mensaje publicado en la red social Twitter, el Ministerio Público panameño dio a conocer que el “MP ubica junto a estamentos de seguridad fosa clandestina en el sector de Área Norte próximo al río Chúcara en la Comarca Ngäbe Buglé. En este momento realiza diligencia de exhumación de restos óseos”.

Un miembro de la fiscalía en el distrito indígena de Ñürüm, en la Comarca Ngäbe Buglé, Azael Tugrí, declaró a medios locales que por lo “incipiente” de las investigaciones “en estos momentos no se puede determinar ni el sexo ni la cantidad de personas” hallados en la sepultura.

Lee más: Panamá construirá un cementerio ante el elevado número de migrantes fallecidos en la selva

Para encontrar la fosa las autoridades tuvieron que caminar “10 horas” en territorio montañoso de difícil acceso, declaró Tugrí.

ES LA SEGUNDA FOSA DEL AÑO

De acuerdo con una fuente de las investigaciones consultada por la AFP, “el hallazgo se da siguiendo la misma investigación” de una secta cuyo cabecilla fue detenido por el Servicio Nacional Aeronaval (Senan) el pasado 9 de septiembre, tras una búsqueda de 24 días por unidades especiales de la policía, en la comarca indígena Ngäbe Buglé, unos 350 kilómetros al oeste de Ciudad de Panamá.

El detenido, quien no fue identificado, es el “presunto líder de la secta religiosa” que fue desmantelada el 15 de agosto por “violación y maltrato a menores de edad”, indicó el Senan en un comunicado.

Las autoridades han realizado cinco detenciones por este caso y han rescatado a tres menores de edad que tienen 14 años, 10 años y 3 meses de edad, respectivamente, según la fiscalía.

De confirmarse, este sería el segundo caso de una matanza realizada por una secta en lo que va de año en Panamá, tras el descubrimiento en enero de otra fosa común con siete personas, seis niños y una mujer embarazada.

Los cuerpos, ultimados en un ritual celebrado en el poblado de Altos del Terrón, también en la comunidad Ngäbe Buglé, fueron hallados amarrados y en avanzado estado de descomposición en una fosa común en un cementerio ubicado a una hora del lugar.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.