La sabiduría de los libros de García Márquez | Newsweek México


La sabiduría de los libros de García Márquez



Nacido en Aracataca, Colombia, el 6 de marzo de 1927, el escritor y premio Nobel de literatura Gabriel García Márquez dio a la narrativa hispanoamericana un espacio importante en la primera línea de la literatura mundial. Es reconocido por ser la pieza clave del realismo mágico y ejerció prolíficamente el periodismo y el cine.

La obra del escritor colombiano se encuentra impregnada de sabiduría. Sus novelas se han transformado en postulados de la vida de muchos pueblos que se podrían ver reflejados en sus letras. Falleció en Ciudad de México el 17 de abril de 2014. El mundo lloró la muerte del genio de la narrativa y el periodismo. Pero su obra lo hizo inmortal.

Aquí te presentamos un recorrido por sus obras y frases más representativas:

NOVELAS

LA HOJARASCA (1955)

“Ahora no parece un hombre. Ahora parece un cadáver al que todavía no se le han muerto los ojos”.

“Créame que no soy ateo…Lo que sucede es que me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como pensar que no existe. Entonces prefiero no pensar en eso”.

EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA (1961)

“No tienes el menor sentido de los negocios…Cuando se va a vender una cosa hay que poner la misma cara con que se va a comprar”.

“La diabetes es demasiado lenta para acabar con los ricos”.

“Y tú te estás muriendo de hambre…Para que te convenzas que la dignidad no se come”.

LA MALA HORA (1962)

“La vida no es si no una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir”.

“La vergüenza tiene mala memoria”.

“La mejor virtud de un hombre es saber guardar un secreto”.

CIEN AÑOS DE SOLEDAD (1967)

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

“Está comprobado que el demonio tiene propiedades sulfúricas, y esto no es más que un poco de solimán”.

“Un hilo de sangre salió por debajo de la puerta, atravesó la sala, salió a la calle, siguió en un curso directo por lo andenes disparejos, descendió escalinatas y subió pretiles…”.

Lee: Los archivos de García Márquez accesibles gratuitamente en internet

EL OTOÑO DEL PATRIARCA (1975)

“…qué carajo, si al fin y al cabo cuando yo me muera volverán los políticos a repartirse esta vaina como en los tiempos de los godos”.

“La mentira es más cómoda que la duda, mas útil que el amor, más perdurable que la verdad”.

“Y si entonces no se abandonó al albedrío de la muerte no había sido porque le hiciera falta rabia para morir sino porque sabía que estaba condenado sin remedio a no morir de amor”.

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA (1981)

“¡Ese día me di cuenta de lo solas que estamos las mujeres en el mundo!”.

“Siempre habrá gente que te lastime, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y sólo ser más cuidadoso en quien confías dos veces”.

“Hombres de mala ley, decía en voz muy baja, animales de mierda que no son capaces de hacer nada que no sean desgracias”.

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA (1985)

“Terminaron por conocerse tanto, que antes de los treinta años de casados eran como un mismo ser dividido, y se sentían incómodos por la frecuencia con la que se adivinaban el pensamiento”.

“El balcón no se abrió, ni nadie se asomó a la calle, ni siquiera el sereno que casi siempre acudía con su candil tratando de medrar con las migajas de las serenatas”.

“—¿Y hasta cuándo cree usted que podemos seguir en este ir y venir del carajo? —le preguntó.

“Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches.

“—Toda la vida —dijo”.

EL GENERAL EN SU LABERINTO (1989)

“Váyase ahora que todavía es joven porque un día será demasiado tarde, y entonces no se sentirá ni de aquí ni de allá. Se sentirá forastero en todas partes, y eso es peor que estar muerto”.

“¿Qué es esto?… ¿Estaré tan malo para que se me hable de testamento y de confesarme?… ¡Cómo saldré yo de este laberinto!”.

“—El general estaba tomando el fresco en la proa cuando José Palacios se lo llevó a rastras.

“—¿Qué nombre le ponemos? —le preguntó.

“El general no lo pensó siquiera.

“—Bolívar —dijo”.

DEL AMOR Y OTROS DEMONIOS (1994)

“No dejes que me olvide de ti”.

“Los pacientes nos encomiendan sus cuerpos, pero no sus almas, y andamos como el diablo, tratando de disputárselas a Dios”.

“Le dijo que el amor era un sentimiento contra natura, que condenaba a dos desconocidos a una dependencia mezquina e insalubre, tanto más efímera cuanto más intensa”.

MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES (2004)

“El amor me enseñó demasiado tarde que uno se arregla para alguien, se viste y se perfuma para alguien”.

“Mi única explicación es que, así como los hechos reales se olvidan, también algunos que nunca fueron pueden estar en los recuerdos como si hubieran sido”.

“Me sentía tan feliz, que la besaba en los párpados, muy suave, y una noche ocurrió como una luz en el cielo: sonrió por primera vez”.

REPORTAJES NOVELADOS

RELATO DE UN NÁUFRAGO (1970)

“Una gaviota grande, oscura y vieja voló sobre la balsa. Entonces no pude dudar de que me encontraba cerca de tierra”.

“El heroísmo, en mi caso, consiste exclusivamente en no haberme dejado morir de hambre y de sed durante diez días”.

“Pero cuando se está solo en el mar, a las ocho de la noche y sin esperanza, se piensa que no hay ninguna lógica en las palabras del instructor. Yo sabía que tenía medio cuerpo metido en un mundo que no pertenecía a los hombres sino a los animales del mar y a pesar del viento helado que me azotaba la camisa no me atrevía a moverme de la borda”.

LA AVENTURA DE MIGUEL LITTÍN CLANDESTINO EN CHILE (1986)

“El cambio de personalidad es una lucha cotidiana en la que uno se rebela contra su propia determinación de cambiar, y quiere seguir siendo uno mismo”.

“La dificultad mayor no fue el aprendizaje, sino mi resistencia inconsciente tanto a los cambios físicos como a los cambios del comportamiento”.

“A pesar de la edad temprana, todos tienen más que una visión del futuro. Tienen ya un pasado de hazañas incógnitas y victorias ocultas, que llevan guardado en el corazón con una gran molestia”.

NOTICIA DE UN SECUESTRO (1996)

“Pero el poder —como el amor— es de doble filo: se ejerce y se padece”.

“Los sobresaltos continuaban pero les dolían menos: la vida se había encargado de enseñarles que la felicidad del amor no se hizo para dormirse en ella sino para joderse juntos”.

“La credibilidad del gobierno no estaba a la altura de sus notables éxitos políticos, sino a la muy baja de sus organismos de seguridad, fustigados por la prensa mundial”.

Entérate: Gabriel García Márquez, el prestidigitador de la palabra latinoamericana

CUENTOS

LOS FUNERALES DE LA MAMÁ GRANDE (1962)

“Esta es, incrédulos del mundo entero, la verídica historia de la Mamá Grande, soberana absoluta del reino de Macondo”.

“Pero nunca se sintió bien entre los ricos. Solía pensar en ellos, en sus mujeres feas y conflictivas, en sus tremendas operaciones quirúrgicas”.

“Tenía la serenidad escrupulosa de la gente acostumbrada a la pobreza”.

LA INCREÍBLE Y TRISTE HISTORIA DE LA CÁNDIDA ERÉNDIRA Y DE SU ABUELA DESALMADA (1972)

“Eréndira estaba bañando a la abuela cuando empezó el viento de su desgracia”.

“El viudo examinó a Eréndira con una austeridad científica: consideró la fuerza de sus muslos, el tamaño de sus senos, el diámetro de sus caderas”.

“Deliró varias horas, a grandes voces, y con una pasión obstinada. Pero Ulises no la oyó, porque Eréndira lo había querido tanto, y con tanta verdad, que lo volvió a querer por la mitad de su precio”.

OJOS DE PERRO AZUL (1972, RECOPILACIÓN DE SUS PRIMEROS CUENTOS)

“Permaneció inmóvil durante media hora, como si ya estuviera muerta, pero no pudiera caer porque se lo impedía la costumbre de estar viva”.

“La vi aparecer en la luna circular del espejo mirándome ahora al final de una ida y vuelta de luz matemática”.

“Y ella dijo: A veces, cuando me duermo sobre el corazón, siento que el cuerpo se me vuelve huevo y la piel como una lámina”.

DOCE CUENTOS PEREGRINOS (1992)

“Hay amores cortos y hay amores largos”… Y concluyó sin misericordia: “Este fue corto”.

“La coquetería es un vicio que no se sacia con nada”.

“La mayor victoria de mi vida ha sido lograr que me olviden”.

MEMORIAS

VIVIR PARA CONTARLA (2002)

“La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”.

“No hay problemas de la vida que no se resuelvan en la cama”.

“Las novelas no empiezan como uno quiere sino como ellas quieren”.

TEATRO

DIATRIBA DE AMOR CONTRA UN HOMBRE SENTADO (1994)

“Lo cierto es que la felicidad no es como dicen, que sólo dura un instante y no se sabe que se tuvo sino cuando ya se acabó. La verdad es que dura mientras dure el amor, porque con amor hasta morirse es bueno”.

“¡Quién me hubiera dicho que iba a necesitar veinticinco años, día por día, para aprender que lo más parecido al infierno es un matrimonio feliz!”.

“¡Este país se acabó!”

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.